Home»Inicio»Marchan contra la reforma educativa docentes despedidos

Marchan contra la reforma educativa docentes despedidos

0
Shares
Pinterest Google+

Por Antonella Ladino

Cuernavaca, Mo., 1 de septiembre.- Bajo la consigna “si la reforma fuera honesta el maestro no protesta”, padres de familia y docentes salieron una vez más a las calles a mostrar su inconformidad con el nuevo modelo educativo.

Unos 150 maestros y simpatizantes se manifestaron para exigir la derogación de la reforma educativa, la reinstalación de los 25 maestros cesados por faltar a la evaluación docente, y la erradicación de cuotas escolares, dijo Alejandro Trujillo González, vocero del Movimiento Magisterial de Bases (MMB).

Un contingente encabezado por Jorge Velázquez, vocero de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), recorrió las calles de Cuernavaca a la altura de la iglesia del Calvario, el otro encabezado por Alejandro Trujillo, vocero del MMB, marchó desde avenida Morelos sur.

A esta marcha, se unió Guadalupe Páramo Santana, maestra con nueve años de servicio, que fue despedida el pasado 21 de junio por oponerse a la evaluación docente.

Relató que desde hace nueve años impartió clases en la escuela primaria “Niños Héroes”, ubicada en la colonia Lomas del Carril, en el municipio de Temixco, y el día que la cesaron también ocurrió lo mismo con su esposo José Martín Delgado Solís, con 16 años de servicio en el mismo plantel educativo.

En la marcha, Guadalupe se veía cansada, sus manos portaron una lona con la leyenda “si los de abajo se mueven los de arriba se caen”, y al ritmo del contingente exigió la derogación de la reforma educativa, la cual dijo, se logrará con la lucha constante, la movilización del magisterio y con la unidad del pueblo, además de la reinstalación de los 25 decentes.

Guadalupe consideró su despido como injustificado porque, dijo, no fue contratada bajo la nueva Ley y en su opinión la reforma educativa es punitiva porque con ello, le quitan algunos derechos laborales como antigüedad, derecho a jubilación y plaza base.

Actualmente Guadalupe elabora gelatinas y su esposo José Martín trabaja como chofer de un taxi. Entre los dos ganan 50, 200 o hasta 500 pesos, “si bien nos va”. Con ese dinero mantiene a sus cuatro hijos con edades entre 11 y 18 años.

La marcha que recorrió avenida Morelos arribó finalmente al zócalo capitalino donde los recibieron los integrantes del Frente Amplio Morelense (FAM), mantienen un “plantón”.

 

Previous post

Opacan enfrentamientos verbales inicio de trabajos legislativos

Next post

"No soy corrupto": Graco Ramírez