Home»Inicio»Gobierno mató a víctimas al borrar su memoria: Sicilia

Gobierno mató a víctimas al borrar su memoria: Sicilia

0
Shares
Pinterest Google+

Por Leticia Villaseñor

Cuernavaca, Mor., 28 de septiembre.- En las columnas de Palacio de Gobierno se leían, hasta el pasado 14 de septiembre, siete nombres grabados en placas: Juan Francisco, Julio César, Luis Antonio, Jaime Gabriel, Jesús, Álvaro y María del Socorro, asesinados el 28 de marzo de 2011 y encontrados en un automóvil con evidentes signos de tortura.

Sus nombres en el Memorial de Víctimas originaron el Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad, encabezado por Javier Sicilia, padre de una de las víctimas, pero sus identificaciones fueron arrancadas de las columnas del palacio de gobierno sin que ninguna autoridad del Ejecutivo estatal asuma la responsabilidad. Hasta la noche del 14 de septiembre las placas se encontraban en ese sitio.

“El gobierno de Graco Ramírez volvió a matar a las víctimas al arrancar esas placas en un acto de borrarlas de la memoria para imponer su nombre. A cinco años el memorial de las víctimas fue mancillado”, declaró alterado el poeta durante la reinstalación de las mismas.

Acusó que la coordinadora Ejecutiva de la Comisión Ejecutiva de Atención y Reparación a Víctimas del Estado de Morelos, Nadxieelii Carranco Lechuga, ignora el paradero de las placas, que fueron hechas por alumnos de la Facultad de artes hace cinco años y exigió les sean devueltas a los familiares.

“Este gobierno se ha caracterizado por basurizar a las víctimas, no sólo las arrojaron como tal a una fosa clandestina –en Tetelcingo, Cuautla-, ahora busca borrar todo rastro de ellas”, señaló Roberto Villanueva, responsable de Atención a víctimas de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos.

Pero no sólo fueron retiradas las placas tampoco se asignó, hasta el momento, un lugar para colocar el árbol de la memoria, hecho por el escultor Hugo Ortiz y que según lo pactado con el secretario de Gobierno, Matías Quiroz Medina en marzo de 2015, estaba considerado en la remodelación de la plaza.

Ese mismo año, el memorial colocado en una calle aledaña a la UAEM fue destruido sin que hasta el momento se haya detenido a nadie por el acto.

El 28 de marzo de 2011, siete cuerpos fueron encontrados en un vehículo abandonado en el municipio de Temixco, cercano a la zona residencial de Las Brisas.

En su interior se encontraron los cuerpos torturados de seis hombres, entre ellos el de Juan Francisco Sicilia, y de una mujer; tres cuerpos en los asientos y los otros 4 en la cajuela

Juan Francisco y cuatro amigos salieron de un bar, en el que presuntamente tuvieron un altercado con la gente de un cartel. Uno de los amigos llama a un familiar, militar, quien acude en ayuda de los jóvenes acompañado de una mujer. El lugar era “custodiado” por gente del Cartel del Pacífico Sur por lo que sometió con facilidad al elemento y a las otras 6 personas.

Los llevan a una casa de seguridad donde fueron torturados y asfixiados. Posteriormente llevados en un auto hasta el lugar donde fueron encontrados.

 

Previous post

PF, militares y Mando Único cuidarán Feria de la cecina en Yecapixtla

Next post

Convoca Javier Bolaños Aguilar al Foro: México ¿Cómo Vamos?