Home»Inicio»“El Escorpión Negro”, la primera película extranjera que se filmó en CU

“El Escorpión Negro”, la primera película extranjera que se filmó en CU

0
Shares
Pinterest Google+

Por de10.com.mx

La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) está por todos lados, por lo cual no sería difícil que la encontremos en el séptimo arte. Y es que, en numerosas ocasiones, tanto el cine mexicano como el hollywoodense han encontrado la forma de usar al majestuoso terreno de Ciudad Universitaria como escenario de algunas cintas.

Así lo demuestra el investigador y crítico de cine Rafael Aviña, quien en su libro “Exterior. Ciudad Universitaria, Toma uno…se filma”, reúne todas las veces en las que la industria cinematográfica usó a CU como locación.

Pero no sólo eso, CU ha sido también utilizada más que como escenario, como una parte importante en el desarrollo de una historia, muestra de ello es la primera película extranjera que se filmó en la máxima casa de estudios de México.

Se llama El Escorpión Negro (The black scorpion), dirigida por Edward Ludwing, que se estrenó en 1957, y narra la historia de cómo un ejército de escorpiones gigantes invade México. Estos animales provienen de la prehistoria, y abandonaron las cavernas subterráneas en que vivían debido a una serie de explosiones volcánicas. Un grupo de científicos liderados por el actor Richard Denning, intentarán exterminarlos.

La trama inicia cuando Denning, el Dr. Scott, y el profesor Ramos llegan a un pueblo mexicano llamado San Lorenzo a realizar pruebas geológicas de la erupción de un volcán, pero en el trayecto encuentran una estación de gasolina que ha sido destrozada y sus habitantes muertos.

Empiezan colaborando con la policía local y descubren que las grietas causadas por la erupción de un volcán, provocaron que salieran a la tierra estos insectos. Scott y Ramos logran sellar la cueva de los escorpiones, pero hay una red de galerías subterráneas interconectadas. Los dos científicos deberán enfrentarse a la posibilidad de que estos regresen a la superficie de la poblada capital de México.

Las localizaciones más usadas fueron las del Estadio Olímpico de CU, donde se puede ver una batalla campal entre la policía y los animales.

La cinta es para muchos una puesta surrealista, pero la ciencia ficción de la historia la hace sumamente interesante.

La belleza de CU hace posible que sean grabadas este tipo de cintas.