Home»Inicio»Investigador localiza en Rusia gigantescos geoglifos que podrían pertenecer al periodo Neolítico

Investigador localiza en Rusia gigantescos geoglifos que podrían pertenecer al periodo Neolítico

0
Shares
Pinterest Google+

Por sin embargo.com

Un investigador afirma haber encontrado unos gigantescos geoglifos pertenecientes al Neolítico en los montes Urales rusos, informó el medio Ria Novosti.

Analizando imágenes de satélite de Google Earth, Valentín Degtyarev descubrió en el área del paso Diátlov unos patrones geométricos en el suelo que parecen “cometas y aves”.

“Se ha localizado en imágenes satelitales el geoglifo más antiguo de la región de Sverdlovsk. Lo más interesante es que este sorprendente monumento del Neolítico -creo que es una valoración bastante acertada- no fuera encontrado antes por nadie.

“Se ubica a solo 60 kilómetros al sudeste del trágicamente famoso paso Diátlov”, escribió el investigador en su blog. Según Degtyarev, el tamaño de su descubrimiento es de unos 10 kilómetros de largo y unos 5 kilómetros de ancho.

“Todas las figuras, y hay docenas allí, se encuentran grabadas en el suelo en medio de la taiga y no tienen ninguna relación con la geología o con la tala de árboles. Los artistas antiguos representaron algo que ahora podemos interpretar de maneras diferentes”, destacó el investigador, añadiendo que estos “se asemejan a lo que parece ser un cometa o meteoro […] o un gran ave. [Hay imágenes de] dos montañas con algo que parece ser una ‘puerta’ entre ellos. Podría ser un paso a algún lugar”.

Según Degtyarev, esto demuestra que el área alrededor del Paso Diátlov era una tierra sagrada para la tribu indígena de los mansi que habitaba este territorio. “Y se convirtió en un área sagrada antes de que apareciera allí el primer habitante. Así que hay algo místico en ella”, concluyó el investigador.

Valentín Degtyarev descubrió en el área del paso Diátlov unos patrones geométricos en el suelo que parecen “cometas y aves”. Foto: Google Earth

En febrero de 1959, nueve miembros de un grupo de excursionistas soviéticos encabezado por el estudiante Ígor Diátlov murieron en extrañas circunstancias en esta zona de los Urales.

La noche del 1 al 2 de febrero de 1959, el grupo de Diátlov instaló su tienda de campaña para pasar la noche en la montaña Jolat Siajl, que en idioma mansi significa Montaña de los Muertos. Los cuerpos sin vida de las víctimas fueron hallados después en diferentes lugares y a distinta distancia de la carpa, algunos con poca ropa. La tienda estaba vacía y con uno de sus lados rasgado.

Los datos oficiales de las autopsias indicaron que la mayoría falleció por congelación. No obstante, algunos de los cuerpos presentaban heridas de gravedad. Todavía se desconoce a ciencia cierta la causa del misterioso fallecimiento de los miembros de este grupo. 

Previous post

Jennifer Aniston sería madre a los ¡48 años!

Next post

Vinculan a presuntos “Rojos” por homicidio calificado