Home»Inicio»De la cárcel a campaña; va exrector a contienda por gubernatura

De la cárcel a campaña; va exrector a contienda por gubernatura

0
Shares
Pinterest Google+

Por Justino Miranda

Cuernavaca, Mor.- El exrector de la UAEM, Alejandro Vera Jiménez buscará la gubernatura pero se reserva el anuncio oficial. En entrevista afirma que es “muy probable” que acepte la propuesta del Partido Humanista (PH), y en ese escenario, dice, construirá un gobierno de coalición.

Desde ahora perfila una alianza de partidos en campo, con distintos apoyos de candidatos y así “sumar algún frente opositor, llegado el momento”, sostiene.

La aspiración de Vera Jiménez no es nueva. En octubre de 2016 sostuvo reuniones con 11 políticos, entre ellos el edil de Cuernavaca, Cuauhtémoc Blanco, y el obispo Ramón Castro, para derrocar al gobernador Graco Ramírez y perfilar un plan para ganar los comicios de 2018.

Todos, con excepción del obispo, confirmaron su aspiración a la gubernatura y formaron el Frente Amplio Morelense para exigir la salida del gobernador por los altos niveles de inseguridad pública.

Desde entonces Alejandro Vera mantiene su demanda de auditar la administración de Graco Ramírez, surgido de la alianza PRD-MC-PT, y ahora adelanta que pedirá la actuación de los entes fiscalizadores para revisar las finanzas que dejará el gobierno saliente, pero también solicitará intervención especial en casos de impunidad, como los restos humanos encontrados en fosas de Cuautla y Jojutla.

A 24 horas de su detención por el delito de abuso de confianza, el exrector de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM), afirma que la nueva denuncia en su contra y su traslado al Centro de Reinserción Social Morelos, el cual abandonó seis horas después, lejos de debilitarlo lo posicionaron y lo metieron al debate político.

Con ese antecedente esta convencido de que si obtiene la candidatura del PH podría crecer en las preferencia electorales porque inicia con un 12% de aceptación, con la figura de Alejandro Vera, sin ningún cargo, y con la imagen negativa que carga por los 12 procesos judiciales en su contra.

¿Qué porcentaje tiene para aceptar la candidatura?

“Yo traigo, de acuerdo a algunas mediciones, alrededor del 12% como Alejandro, sin partido y sin limpiar mi imagen que es algo que se tiene que hacer, porque me han denostado e impulsado con una campaña de desprestigio. Por el otro lado creo que tengo posibilidades de crecer si ya me pronuncio en este sentido”, asegura.

Pero también trae alrededor de 12 procesos en su contra, se subraya.

“Así es más o menos, considerando dos más que aventaron en la PGR por tráfico de personas y tráfico de órganos”.

¿Y cómo le va hacer para atender esos proceso e ir a campaña?

“Pues ya me están ayudando, alguien no esta asesorando bien al gobernador y esta detención arbitraria y absurda creo que me está posicionando. El arraigo domiciliario terminará cuando se celebre la audiencia de vinculación a proceso”, programada para el lunes venidero.

Soy víctima del gobernador

En su casa del municipio de Emiliano Zapata, donde elementos de la Fiscalía Anticorrupción irrumpieron en noviembre pasado para detenerlo por el delito de peculado, el exrector dice que otros partidos políticos también le ofrecieron la postulación electoral y aunque concluyó el plazo para registrar candidaturas comunes es posible, dice, buscar alianzas con distintas fuerzas políticas y consolidar un frente que pueda ser una real oposición.

Vera Jiménez se sitúa como una “víctima” del gobernador Graco Ramírez y considera que la persecución en su contra obedece al fenómeno ‘Lawfare’, una técnica que junta casos jurídicos y después los lleva a los medios “para bajar a un contendiente y quitarle votos y apoyo y dejarlo sin capacidad de respuesta. Es claro, ahí están los hechos. Graco ha seguido el manual”, dice el catedrático.

Alejandro Vera desecha la idea de una afrenta personal con el gobernador y en cambio la sitúa en una cuestión política cuya intención “es golpearme, de presentar denuncia tras denuncia porque me han acusado desde peculado hasta trafico de órganos.

“Tiene que ver con una campaña que ha intensificado el gobierno para restarme posibilidades de participar en la próxima contienda electora y dejarme fuera y dejar el camino abierto para que su sucesor, o quien el quiere que sea su sucesor, le construya un estado de impunidad”, considera.

¿Es cierto que el gobernador le sugirió participar bajo las siglas del PRD?

“Supe de ello. Le pidieron a Rodrigo Gayosso (hijo adoptivo del gobernador) que fuera a mi oficina en algún momento, firmamos de hecho un convenio que estábamos trabajando, programas de formación de cuadros con varios ayuntamientos de distintos colores, y me dijeron que iban hacer una propuesta pero Gayosso no lo hizo”.

Eso sucedió entre 2013 y 2014 cuando la relación con el gobernador era buena, de trabajo, pero comenzó a deteriorarse cuando el rector protestó airadamente por el homicidio del profesor universitario Alejandro Chao Barona y su esposa. Luego, dice Vera, avanzó el deterioro de la relación con su posicionamiento crítico sobre las fosas comunes con depósitos de cadáveres considerados por la Fiscalía en calidad de desaparecidos o no reclamados.

¿Cual fue el punto donde se rompió la relación?

“En la entrevista de Televisa, cuando presenté el horror de Tetelcingo, eso nos llevó a una situación de distanciamiento y después la persecución del gobierno hacia nuestra persona”.

En esa entrevista el gobernador le llamó ladrón y usted no respondió.

“Que pena que lo diga en un medio de comunicación y sea incapaz en una auditoria que yo me robé el recurso, sean incapaces siquiera de demostrar y de poderme fincar una multa o alguna sanción de orden resarcitorio. He enfrentado mas de 20 auditorias y no tengo nada”, afirma.

Previous post

Fundación da material de construcción a damnificados por sismo en Cuautla

Next post

Realiza Unidos por Morelos supervisión permanente de trabajos de reconstrucción