Home»Inicio»Video muestra que no se trató de un caso de homofobia

Video muestra que no se trató de un caso de homofobia

0
Shares
Pinterest Google+

Por Antonella Ladino

Cuernavaca, Mor., 20 de febrero.-   La pareja del mismo sexo que presuntamente fue expulsada de un restaurante en Tepoztlán, por “tomarse de la mano”, fue quien inició la discusión y agresiones verbales hacia las trabajadoras que solicitaron el pago de cinco pesos por el uso de los sanitarios, así se muestra en los videos que captaron  las cámaras de seguridad del establecimiento.

El fin de semana fue difundido un video en redes sociales donde las presuntas víctimas denuncian haber sido sacados de un establecimiento por ser gays y acusan ser agredidos a golpes por trabajadoras del lugar. Sin embargo los videos del establecimiento cuentan otra versión distinta.

José Luis Mora Villamil, integrante del Comité por la Diversidad Sexual en ese municipio declaró  tener acceso a los videos del lugar y se ve cuando uno de los jóvenes avienta las monedas a la trabajadora por el servicio del sanitario, y además le grita “pinches indias muertas de hambre, pueblerinas”, entre otros adjetivos.

Mora Villamil dijo que trataron de localizar a Daniela Bedder Cornell, la persona que subió el video a las redes sociales pero hasta el momento no respondió a ninguno de los mensajes que se le enviaron.

Dijo que el Comité de la Diversidad sostuvo una reunión de manera urgente para establecer las rutas de acción a seguir, aunque si bien el tema es la defensa y los derechos de la diversidad sexual también consideró, que deben ser un colectivo imparcial ante estas situaciones, por eso el  área jurídica del comité consideró buscar a las trabajadoras y al dueño de Cardomomo para conocer la otra versión.

“Durante el evento que se suscitó se ve que los compañeros provocaron a las trabajadoras, dentro de los videos se ve claramente que él (la pareja homosexual) las agrede y avienta monedas en la cara de una de las empleadas, les dice pinches indias muertas de hambre pueblerinas y demás adjetivos que ofendían a las trabajadoras”, declaró José Luis Villamil.

Las empleadas, asegura,  trataban de mantenerse al margen pero la situación se puso grave cuando le aventaron la moneda a una de ellas de nombre Luisa, y entonces bajó otra de las empleadas a sacarlos para evitar una alteración mayor, debido a que la policía no hizo presencia a pesar de que se le informó que era una situación de emergencia porque estaban alterando el ánimo.

De acuerdo con Luisa, dijo Villamil, no fueron echados por gays sino porque sus amigos venían en estado inconveniente y las políticas de la empresa indican que no pueden ofrecer servicio a gente que llega en estado de ebriedad.

En una entrevista con Carlos Flores, dueño de Cardomomo, que realizó el portal “Soy homosexual”, todos los días hay clientes de gustos diferentes pero no se discrimina a nadie. Carlos dijo que lamenta la situación y pidió disculpas a la gente de la comunidad lésbico-gay por los malos entendidos.

También,  declaró  que lamenta la reacción de las empleadas que fueron las afectadas, a quien, aseguró les llamaron gordas, criadas, sirvientas e indias.

La versión del dueño, Carlos Flores, es que se les negó el acceso a los muchachos porque no se permite el acceso con bebidas alcohólicas, por traer productos y por estar en estado inconveniente.

“Toda la gente que me conoce vio como abrí el lugar, como tenía un cliente o dos a la semana, como me la pasaba hasta la una de la mañana esperando un cliente”, dijo llorando.

En el establecimiento no se discrimina a nadie, viene todo tipo de gente porque es un lugar familiar, donde vienen muchas parejas gays y mientras no falten el respeto a nadie o pasen los limites, nunca se ha corrido a nadie por ese tipo de situaciones; es un lugar que le gusta a ese tipo de gente, aseguró.

“No se vale destruir mi trabajo de cuatro años, todavía no acabo de pagar las deudas del primer año, no soy solo yo el que sufre las consecuencias a las trabajadoras Antonia y Luisa, las aprecio y no estoy de acuerdo en su forma de actuar, serán despedidas, no se puede reaccionar de esa forma tenían que meterse a la cocina y esperar a que llegue la patrulla que se le avisó”, expresó Carlos.

Lamentó que  la gente  compartiera  el video sin saber lo que pasó y  escribiera  para insultar el negocio, por lo que llamó a los usuarios de las redes a rectificar.

La Comisión de Derechos Humanos de Morelos (CDHM), inició una queja de oficio por el presunto acto discriminatorio que sufrió una pareja del mismo sexo.

 

Antonia, trabajadora del restaurante cuenta su testimonio

Su hermana Luisa, dijo hay dos personas en estado de ebriedad afuera, pregunta ¿qué hago?, entonces la cocinera Chayo baja y observó que los jóvenes se fueron a otro local pero no se imaginó que venían con otros tres que tomaron una mesa. Los jóvenes, al parecer, fueron a comprar agua pero en el local de alado no se vende agua solo cerveza y en las cámaras se ve cuando entran con su vaso escarchado, se presume es una bebida alcohólica.

“Quiero que entienda el público que no los corrimos porque sean gays, tengo amigos gays, lesbianas, incluso me han tachado como lesbiana y no me afecta porque sé que es una diversidad, aunque no lo sea, no me afecta porque tengo amigos así, todos somos una sociedad y vivimos en esta humanidad y así estamos”, declaró Antonia.

 

 

 

 

 

Previous post

Detectan posible fuente de contaminación de manantial en Chapultepec

Next post

Generan miedo con cancelación de Feria de Primavera: Gayosso