Home»Inicio»Desabasto de agua en Cuernavaca colapsa gobierno del Cuauh

Desabasto de agua en Cuernavaca colapsa gobierno del Cuauh

0
Shares
Pinterest Google+

Por Leticia Villaseñor

Cuernavaca, Mor., 20 de marzo.- Vecinos de las colonias La Lagunilla y Chula Vista bloquearon calles en protesta por el desabasto de agua potable; la demanda de los afectados se suma a una decena realizada la semana pasada en diversos puntos de la ciudad que gobierna el exfutbolista Cuauhtémoc Blanco Bravo.

Los vecinos de dichas colonias, de las más peligrosas y con altos índices de pobreza, se realizó en “hora pico” sobre la avenida Chula Vista, una de las principales conexiones con el centro histórico de Cuernavaca, lo que causó un caos vehicular.

A decir de los afectados, llevan semanas con un servicio irregular por parte del Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de Cuernavaca (Sapac), organismo descentralizado del ayuntamiento lo que, argumentaron, los orilló al cierre de la circulación vehicular a fin de ejercer presión sobre la autoridad competente.

El desabasto de agua originó protestas la semana pasada, al norte, centro y sur de la ciudad. Los vecinos afectados denunciaron que el cobro del servicio se incrementó sin que éste sea acorde ya que el mal servicio por la falta de mantenimiento en pozos, la contaminación del agua con gasolina al norte de la ciudad por el robo del combustible y bombas quemadas es una constante.

A esto se suma el adeudo millonario que mantiene la comuna con la Comisión Federal de Electricidad, que en varias ocasiones bajó el “switch” a los pozos por la falta de liquidez. A mediados de 2017 la carencia de agua potable en Cuernavaca abrió un nuevo enfrentamiento entre el gobierno estatal y el edil Cuauhtémoc Blanco Bravo, porque el primero anunció el abastecimiento de líquido mediante carros tanques en colonias afectadas por el corte de energía en pozos, debido a la falta de pago del municipio.

En abril de ese año la CFE suspendió la energía eléctrica en 24 de los 87 equipos de bombeo del Sapac, por un adeudo superior a los 70 millones de pesos. Blanco Bravo afirmó entonces que la acción gubernamental tiene el objetivo de dañar su administración con el pretexto de la falta de agua en Cuernavaca, y aseguró que el servicio llega a un 90 por ciento de las colonias.

“Sería mejor que aprobaran leyes que permitan que el municipio pueda tener recursos y otras herramientas para dar mejores servicios; o que el gobernador se dejara de guerras absurdas y permitiera que pueda resolver los problemas y deudas que otras administraciones nos dejaron, como esa en la que incluso su hijo Rodrigo Gayosso fue secretario general del Ayuntamiento”, dijo Blanco.

En respuesta, el Ejecutivo estatal recordó que la comuna adeudaba a la CFE 91.1 millones de pesos por concepto de energía eléctrica, la administración anterior de Jorge Morales Barud el adeudo era de 10 millones de pesos. “La crisis es ocasionada por la mala administración del Sapac, que tiene comprometidos el 92 por ciento de sus ingresos en gastos operativos, a pesar que entre 2015 y 2016 han ingresado al sistema 540 millones de pesos”, precisó el entonces secretario de Gobierno, Matías Quiroz Medina.

Previous post

Localizan restos humanos en Huitzilac

Next post

Entregan Museo Juan Soriano en Cuernavaca