Home»Inicio»10 películas mexicanas que no sabías fueron dirigidas por mujeres

10 películas mexicanas que no sabías fueron dirigidas por mujeres

0
Shares
Pinterest Google+

Por de10.com.mx

Cada vez más mujeres se animan a pasar detrás de cámaras y dirigir sus propias cintas, las cuales han sido premiadas en festivales internacionales y adoradas por el público. Pero en ocasiones su esfuerzo pasa desapercibido, por lo que aún falta mucho por recorrer para lograr la equidad de género en esta industria y dar a las mujeres el reconocimiento que merecen.

De acuerdo con el Instituto Mexicano de Cinematografía, 37 de las 162 películas que se produjeron en 2016 fueron dirigidas por mujeres. Además, cada vez hay una mayor participación femenina en los sectores de producción y guionismo, lo cual se refleja en historias cada vez más diversas y completas.

Sin embargo, no siempre hubo un camino libre para las féminas en este campo de trabajo. Las cineastas no sólo tuvieron que desafiar a los escépticos que dudaban de su talento, sino que también fueron menospreciadas y olvidadas por la historia. Es por ello que en De10.mx queremos presentarte estas 10 películas mexicanas que no sabías fueron dirigidas por mujeres.

  1. Perfume de violetas dirigida por Maryse Sistach

Esta antropóloga es considerada una de las principales representantes del cine nacional contemporáneo, con obras cargadas de crítica social. Comenzó su carrera como co-guionista y entre 2000 y 2006, llevó a cabo una trilogía de historias enfocadas en la violencia sexual contra adolescentes.

Perfume de violetas, (nadie te oye), estrenada en el 2000 es la primera entrega de la trilogía completada por Manos libres (nadie te habla), 2004 y La niña en la piedra (nadie te ve), 2006. En el primer capítulo de la saga, Maryse narra la historia verídica de Yéssica y Miriam, adolescentes de la Ciudad de México que entablan una amistad profunda que se ve interrumpida por un trágico secuestro.

  1. Mi vida dentro dirigida por Lucía Gajá

Esta joven egresada del Centro Universitario de Estudios Cinematográficos (CUEC) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) se distingue por crear historias comprometidas con la consciencia social. La realizadora también busca crear relatos que den voz a los implicados en injusticias y denuncien esas situaciones al público.

Su cinta más célebre es Mi vida dentro (2003), la cual narra la vida de Rosa, una inmigrante mexicana sin documentación que en enero de 2003 es apresada por sospecha de homicidio en Estados Unidos. Este documental ofrece un ejemplo de la crueldad y discriminación en la vida de los migrantes ilegales en el país vecino del norte.

  1. Los insólitos peces gato dirigida por Claudia Sainte-Luce

En 2005, esta tapatía participó en el Festival Expresión en Corto en Guanajuato, con el reto de hacer un cortometraje en sólo 24 horas. Además, trabajó como ayudante de dirección en varias cintas antes de ganar el concurso organizado por el Instituto Mexicano de Cinematografía (IMCINE) para crear su primera cinta.

El proyecto con el que ganó fue Los insólitos peces gato (2013), la historia de una familia que adopta simbólicamente a una joven solitaria y poco a poco le demuestra que es posible encontrar la felicidad aún en las condiciones más duras.

  1. No quiero dormir sola dirigida por por Natalia Beristáin

La directora tiene un pasado cinematográfico, ya que es hija de la actriz Julieta Egurrola y del actor Arturo Beristain, por lo que creció rodeada de las cámaras. Cuando fue mayor, decidió ingresar al Centro de Capacitación Cinematográfica (CCC) y después de ocupar varios puestos de producción, decidió crear su propia cinta.

No quiero dormir sola (2012), fue galardonada como Mejor Largometraje Mexicano en el Festival Internacional de Cine en Morelia (FICM) 2012 y narra la vida de Amanda, quien no puede dormir si no está acompañada. Pero la vida de esta mujer cambiará cuando tenga que hacerse cargo de su abuela Dolores, una actriz retirada que ahora vive de los recuerdos del pasado.

  1. Tempestad dirigida por Tatania Hueso Sánchez

Esta salvadoreña radicada en México egresó del Centro de Capacitación Cinematográfica (CCC) y se convirtió en la primera mujer en recibir el premio Ariel a mejor dirección en la historia del cine mexicano, gracias a Tempestad.

En este documental, el público se ve sumergido en la vida de mujeres marcadas por situaciones extremas como la pérdida de su libertad o la desaparición de un hijo. Estos testimonios muestran la violencia en México y como esta ha transformado la vida de sus ciudadanos.

  1. Diablillos de Arrabal dirigida por Adela Sequeyro

Esta pionera era crítica de cine y actriz en la etapa anterior a la Época de Oro. Entre sus películas están Más allá de la muerte (1935), La mujer de nadie (1937) y Diablillos de arrabal (1938). Lamentablemente, las cintas dirigidas por esta realizadora fracasaron en taquilla y ella se retiró de su puesto detrás de cámaras. La última historia que realizó relata la batalla entre dos pandillas de chicos en un barrio pobre de la capital mexicana.

 

Esta es una de las pocas imágenes que se conservan de la realizadora. (Foto: Wikipedia)
Esta es una de las pocas imágenes que se conservan de la realizadora. (Foto: Wikipedia)
  1. La tigresa dirigida por Mimí Derba

Esta talentosa mujer no sólo se dedicó a dirigir historias, sino que también actuó en 72 cintas y trabajó como cantante, escritora, guionista, productora y directora. En 1917 también hizo historia al fundar Azteca Films, compañía con la que produjo, dirigió y protagonizó su primer cinta, La tigresa (1917).

Con esta cinta, Derba se convirtió en la primer mujer en dirigir una película en México. La historia se centra en la atractiva Eva, quien busca encontrar un romance cruel y doloroso, por lo que enamora al humilde artesano Bruno y provoca una serie de tragedias.

  1. Nos vemos papá dirigida por Lucía Carreras

Esta mujer estudió en la escuela ITESO y posee una maestría en guión en la Universidad Intercontinental (UIC). Además, sus guiones han sido premiados en los premios Ariel y trabajó en cintas como Año Bisiesto (2010) y La Jaula de Oro (2013).

Su primera película fue Nos vemos papá (2011), con la que participó en 10 festivales incluyendo el FICM. La trama gira alrededor de una mujer que se ve trastornada por la muerte de su anciano padre y tiene que redescubrir cómo relacionarse con su familia.

  1. Trotacalles dirigida por Matilde Landeta

En plena Época de Oro, esta realizadora tuvo que fundar su propia productora debido a que nadie le daba una oportunidad para colocarse detrás de cámaras. Una vez que logró crear su propia compañía, comenzó una serie de exitosas producciones como Lola Casanova (1949), La negra Angustias (1950) y Trotacalles (1951).

Esta última película cuenta la situación de las hermanas Elena y María quienes viven una enrredada historia de amor y envidia al lado de sus respectivas parejas.

  1. Danzón de María Novaro

Una de las más exitosas directoras de la historia del cine mexicano debutó al frente de una cinta en 1989 y por su primera cinta ganó un premio en el Festival de Cine de Berlín y fue reconocida con el premio a la ópera prima en el Festival de La Habana.

Pero su trabajo más conocido fue Danzón (1991), relato sobre una operadora de la compañía telefónica, madre soltera y recurrente bailarina en las competencias de baile interpretada por la brillante María Rojo.

Previous post

¿Puedo saber quién vio mi perfil de Facebook?

Next post

Laboramos con carencias y ponemos en riesgo la vida de enfermos: Médicos