Home»Inicio»Un padre se hizo taxista para buscar a su hija, la encontró 24 años después

Un padre se hizo taxista para buscar a su hija, la encontró 24 años después

0
Shares
Pinterest Google+

Por PlayGround

Un padre, que se hizo conductor de taxi para encontrar a su hija desaparecida, se ha reunido con ella 24 años después. El hombre llamado Wang Mingqing perdió a su pequeña de 3 años en 1994 en la ciudad china de Chengdu. Era vendedor en un puesto de fruta callejero y durante unos minutos se ausentó para conseguir cambio para un cliente. Cuando regresó, su hija ya no estaba.

Durante años, él y su mujer pegaron carteles con la fotografía de Qifeng, su hija, y recorrieron hospitales y orfanatos. En 2015, Wang decidió hacerse taxista para relatar a todas las personas que pudiera la desaparición. Según señaló a la BBC, estima que contó la historia a unas 17.000 personas que se montaron en su coche. Antes de que se bajaran, les daba a los pasajeros una tarjeta con su número de teléfono para que contactaran con él si había suerte.

La noticia de la lucha incansable saltó a los medios el año pasado. La policía decidió hacer un retrato robot de cómo sería Qifeng ahora y la imagen corrió como la pólvora por redes sociales. Lejos, en una ciudad a miles de kilómetros de Chengdu, una mujer llamada Kang Ying se vio un enorme parecido y acudió a la policía. Tenía la misma cicatriz en la frente que la chica de la imagen. Además, solía vomitar cada vez que lloraba como aparecía en la descripción.

Kang Ying está casada y tiene hijos. Fue criada por unos padres adoptivos en un pueblo cercano, a 20 kilómetros de distancia, del lugar de donde se le perdió el rastro. Su familia adoptiva le había contado que la encontraron al lado de una carretera en Chengdu, como recoge la cadena británica. El pasado 1 de abril la mujer se hacía las pruebas de ADN y se confirmaba que era la hija desaparecida. En las imágenes del encuentro se ve a Wang abrazando a su pequeña, ya mayor: “Papá te ama”, le dice.

“No puedo decirles cuánta esperanza, decepción y desesperación hemos sufrido en los últimos 24 años. Ahora finalmente podemos volver a encontrarnos”, dijo a Beijing Youth Daily.

La historia acaba con final feliz.

Previous post

Cuernavaca necesita un programa de pavimentación urgente: Julio Yáñez

Next post

Dos muertos y decenas de casos de graves sangrados por fumar marihuana sintética