Home»Inicio»Rosy, la segunda mamá de Luis Miguel

Rosy, la segunda mamá de Luis Miguel

0
Shares
Pinterest Google+

Por de10.com.mx

Domingo tras domingo vamos destapando más capas de la complicada y tormentosa vida de Luis Miguel gracias a la bioserie de Netflix. Uno de los personajes más importantes que se ha visto en el programa es Rosy, la cariñosa empleada de Luismi que no duda en apapachar al cantante desde su infancia cuando lo necesita y otras veces darle su “jalón de orejas”.

Rosy ha ido tomando un papel cada vez más importante en la trama e incluso parece que por momentos sirve como una madre sustituta para “El Sol” ante la desaparición de Marcela Basteri, la verdadera madre de Micky. Mucho se ha especulado sobre la identidad verdadera de este personaje, ya que algunos nombres fueron modificados para la serie.

En un principio se creyó que la mujer interpretada por Vanessa Bauche en la serie se trataba de Rosario Valeriano, quien trabajó como publirrelacionista del cantante de 1988 a 1994. Aunque la relación entre Valeriano y Luismi sí fue muy cercana, la ex empleada de “El Sol” desmintió que el personaje estuviera basado en su figura.

Por el contrario, Valeriano aclaró a los medios que la Rosy que aparece en pantalla es en realidad Rosa María Esquivel, quien falleció en 2017, luego de años de trabajar en estrecha cercanía con Luis Miguel durante las primeras etapas de su carrera.

Esquivel era la jefa de prensa del cantante y no sólo servía como su asistente, sino que con el tiempo adoptó un rol maternal hacia Luismi, en ocasiones poniéndose del lado del niño y adolescente durante los conflictos con su mánager y padre, Luisito Rey. Durante la década que trabajó con el cantante, Rosy se volvió una confidente y persona de confianza para la estrella musical.

Bauche ha dicho que Rosy quiso muchísimo a Micky, especialmente porque vio su talento desde que era pequeño. A medida que el cantante creció, las tensiones entre ellos comenzaron, todo debido a la cizaña que provocó Luisito Rey y a una demanda que interpuso Luismi contra Armando, marido de Rosy, cuando sospechó que desviaba fondos de la fortuna de “El Sol”.

El personaje de Armando está basado en Armando Serna, quien fue director artístico de la disquera EMI y quién sí llegó a pisar prisión por la acusación de desvío de fondos. Eventualmente se probó la inocencia de Armando y salió libre, pero la relación entre Rosy y Luis Miguel ya estaba dañada permanentemente.

Tendremos que esperar a que Netflix nos revelé más sobre el descenlace de este conflicto, ya que como sabemos, muchos episodios de la vida de Luis Miguel se mantuvieron en secreto en su momento y no es hasta ahora que empezamos a conocer parte de la verdad, o por lo menos, el punto de vista de “El Sol”.

Con información de Daily Trend, Nueva Mujer y Wapa

Previous post

Gobierno abierto y ordenado ofrece JMO con plan “Nuevo Morelos”

Next post

Cuauhtémoc no quiere debate de Impepac, acusa Meade