Home»Inicio»Trump anula el acuerdo que acabó con la Guerra Fría y desata la carrera nuclear

Trump anula el acuerdo que acabó con la Guerra Fría y desata la carrera nuclear

0
Shares
Pinterest Google+

Por playgroundmag.net

¿Qué ha pasado?

En su alarde habitual de bravuconería, Donald Trump ha declarado este sábado que no permitiría que Rusia “fabrique armas mientras a nosotros no se nos permite” y que abandonaba de manera unilateral el Tratado de Fuerzas Nucleares de Rango Intermedio (INF). El acuerdo no es nada menos que uno de los tratados de desarme más importantes del mundo que en 1987 fue firmado entre EEUU y la Unión Soviética dando por finalizada la Guerra Fría.

Según el acuerdo, ambas superpotencias se comprometían a eliminar y dejar de producir misiles nucleares con un alcance entre 500 y 5.500 kilómetros. De acuerdo a Trump, el acuerdo ya no es válido porque en 2014, y durante la presidencia de Barack Obama, Rusia incumplió el tratado desarrollando el misil de medio alcance Novator 9M729. Según Trump, Obama no hizo nada el respecto por ello ha tenido que ser él el que tomara la decisión.

¿Cómo ha respondido Rusia?

El atrevimiento de EEUU no ha sorprendido, nada de lo que decide Trump lo hace ya, pero Moscú sí ha asegurado que el presidente está recurriendo al chantaje y que este es “un paso peligroso”. Según el expresidente soviético, Mijail Gorbachov, que firmó el tratado en el 87, el acuerdo debe mantenerse “para salvar la vida en la Tierra”. “¿Realmente no entienden en Washington a qué podría llevar esto?”, se ha preguntado Gorbachov.

El Gobierno ruso ha pedido explicaciones a EEUU misión para la que llegaba este domingo John Bolton, consejero en materia de seguridad del presidente Trump. Moscú espera que las conversaciones con Bolton resuelvan el asunto y que la parte estadounidense entre en razón.

¿De verdad Rusia ha roto el acuerdo?

Según las pruebas estadounidense, sí. La información que maneja Trump dice que la administración de Obama supo que en 2014 Rusia había desarrollado el misil Novator 9M729 aunque el presidente estadounidense prefirió no retirarse del acuerdo aún así tras consultar el tema con sus socios europeos. ¿La razón? Salir del acuerdo que acabó con la Guerra Fría es mucho peor que incumplirlo en una ocasión. La salida es la declaración implícita de que la carrera armamentística tiene de nuevo luz verde. La confirmación de un rearme nuclear.

¿Qué significa la decisión de Trump para el mundo?

No solo Rusia ha criticado la resolución de Trump sino que Alemania, un firme socio de EEUU, ha declarado que se trata de una decisión “desastrosa”. En su momento, gracias a la firma del INF se pudo avanzar en la firma de los tratados START I, II y III, un acuerdo para la reducción de Armas Estratégicas que consistió en autolimitar el número de misiles nucleares de cada potencia. Los acuerdo START son la garantía al mundo de que Rusia y EEUU, los países con más armas nucleares del planeta, pase lo que pase a nivel político no se van a destruir ni poner en peligro a la humanidad. Tanto es así que el último START III fue firmado en 2009 por el entonces presidente ruso Dmitri Medvédev y Obama y deberá ser renovada en 2021. El problema es que para ese año los que se tienen que sentar a hablar son Putin y Trump, y el mensaje que lanzó el sábado este último deja la renovación en suspenso.

¿Qué pretende conseguir Trump?

El embajador de Rusia en EEUU, Anatoli Antonov, ya advirtió hace 10 días que Trump abandonaría el acuerdo y que acusaría de ello a Rusia. Según su punto de vista, las voces de los militares estadounidenses le llevan tiempo exigiendo a Trump que contenga la expansión de China, uno de los enemigos del presidente como ya enseñó la brutal subida de aranceles a la que Trump sometió al país.

En la perorata del sábado Trump también metió a China en el mismo saco diciendo que “Rusia y China tienen que venir y asegurar que no van a desarrollar esas armas”. Lo cierto es que el acuerdo solo era entre Rusia y EEUU, no incluye a otros países y el verdadero miedo de Trump es lo que hay al otro lado del Pacífico.

Analizando cabalmente la situación, y dándole cierta confianza a que las decisiones de Trump tienen algún fin diplomático detrás escondido bajo la torpeza política de su presidente, podríamos suponer que lo que el presidente pretende no es más que crear un acuerdo en el que también se involucren otros países con armas nucleares. Aunque ese proceso no se realizaría lanzando proclamas en un mitin de Nebraska, acusando a otros países y victimizando al suyo propio sino presentando una propuesta al propio Consejo de Seguridad de la ONU para extender el acuerdo.

Lo único que ha acabado consiguiendo Trump son su salida unilateral es remover la bilis entre ambas potencias y desatar aún más la propaganda rusa dirigida ahora a advertir al planeta de que las decisiones del presidente están poniendo en peligro la seguridad de todos. Rusia ya ha sostenido que el plan de EEUU es hacer el mundo unipolar y desatar su propia carrera armamentística.

Previous post

Segob recibe más de mil solicitudes de refugio de migrantes

Next post

Despierta del coma y lo primero que pide es una cerveza