Home»Deportes»Sigue… la agonía

Sigue… la agonía

0
Shares
Pinterest Google+

Por marca.com

Julen Lopetegui salvó su primera final y se sentará en el banquillo del Camp Nou el próximo domingo. Objetivo cumplido para el entrenador del Real Madrid… aunque a medias. Porque a ojos de la Junta Directiva, el técnico blanco sigue muy tocado y su futuro sigue pendiendo de un hilo. El Clásico dictará sentencia y ahí sí que parece que no sólo el resultado, sino también la imagen, terminará de juzgar al entrenador madridista.

El triunfo ante el Viktoria Plzen le da a Julen Lopetegui la oportunidad de enfrentarse al Barcelona, pero la imagen del equipo no le da mucho más margen de maniobra. Ni al público del Bernabéu ni a Florentino Pérez les gustó lo que se vio anoche en el Santiago Bernabéu, que fue un equipo a merced de uno de los clubes más flojos de la Liga de Campeones. Sigue Julen, pero la sensación que dejó el encuentro es de un equipo en regresión.

Pese a la victoria, la sensación es que el equipo empeora en cada encuentro. “Puede que en cuanto a juego estuviéramos peor que ante el Levante”, admitía Benzema al final del partido, “pero lo importante es la victoria”, señalaba Julen Lopetegui, que se agarraba al triunfo para intentar un despegue que le permita llegar, como mínimo, hasta Navidad. Lo tiene difícil, pese a la victoria de ayer en la Liga de Campeones.

El siguiente match-ball lo tendrá en el Camp Nou, la peor plaza posible. Una derrota dará pie a un cambio de entrenador el próximo lunes. Ytampoco es descartable el relevo si se empata. Porque el hecho de que no vaya a estar Messi es un arma de doble filo para el entrenador del Madrid. El planteamiento, qué duda cabe, es más sencillo sin el argentino enfrente, pero se le va a exigir desde el propio club la victoria al técnico vasco, que tiene cuatro días para darle un giro radical a un equipo que no emite buenas señales.

El problema del gol

Tanto los jugadores como el entrenador coincidieron ayer en señalar que la falta de gol les está haciendo mucho daño en este tramo de la temporada, pero no vale de excusa este dato de la pegada en la zona noble, donde ven muchos otros defectos en la dirección de campo. En este sentido, hay diferencias de criterio entre el vestuario y el palco. Mientras que los jugadores respaldan al entrenador, la Directiva cree que el mensaje del técnico y sus métodos de trabajo no llegan a una plantilla que viene de ganar tres Copas de Europa. Tampoco gustan alguna de las decisiones que el entrenador toma por sistema, como la de seguir prescindiendo de Vinícius, gran esperanza del presidente.

Así las cosas, el Camp Nou dictará sentencia para un entrenador que tiene prácticamente imposible acabar la temporada en el Real Madrid. Porque si no mejora la imagen del equipo, será destituido a la primera derrota. El plan renove sigue impulsado desde el palco sigue imparable…

Previous post

Huracán ‘Willa’ tocará tierra en Sinaloa y Nayarit

Next post

Destruyen juguetes bélicos; difunden valores negativos