Home»Inicio»Fallece a los 99 años el héroe de guerra que dejó a los nazis sin bomba atómica

Fallece a los 99 años el héroe de guerra que dejó a los nazis sin bomba atómica

0
Shares
Pinterest Google+

Por playgroundmag.net

El 22 de noviembre murió un héroe. Joachim Holmboe Rønneberg, el teniente noruego que saboteó los planes nazis de producir la bomba atómica, falleció a los 99 años de edad.

Con tan sólo 19 años, Rønneberg huyó a Escocia en un bote con unos cuantos amigos ante la ocupación nazi de Noruega el 9 de abril de 1940. Allí recibió formación militar y se afilió a la Compañía Independiente Noruega (Linge), la resistencia noruega.

Tres años después, encabezaba como teniente la operación Gunnerside, en la que junto a cuatro soldados lograría entrar en la planta Norsk Hydro que producía agua pesada en Bermok y colocar explosivos con tal de estropear la maquinaria, detener la producción y dañarla.

El agua pesada u óxido de deuterio fue una de las primeras líneas de investigación para fabricar la primera energía nuclear y un ingrediente clave tanto en los reactores como en las armas nucleares. De ahí que los aliados sospechaban que los nazis querían usar la planta de agua pesada Norsk Hydro para fabricar la bomba atómica.

El ataque de la operación Gunnerside, que tuvo lugar durante la noche del 27 al 28 de febrero de 1943, se llevó a cabo junto a otro operativo, llamado Grouse, al que tuvieron que esperar durante 5 días de intensa tormenta de nieve. Pese al clima adverso, la operación triunfó.

Rønneberg narraba así en sus memorias su salida de la planta: “El cielo estaba aborregado, salía el sol hermosamente. Nos sentamos, muy cansados, muy contentos. Nadie dijo nada. Era un momento muy especial”.

Pero, después de ese momento de calma, les tocó huir. Casi 3.000 soldados nazis los persiguieron sin resultado, puesto que los cinco saboteadores consiguieron escapar a la neutral Suecia, salvando a pie una distancia de 400 kilómetros en 14 días.

Dos películas llevaron a la gran pantalla la proeza de Rønneberg y su equipo: La batalla del agua pesada (Jean Dréville, 1948) y Los héroes de Telemark (Anthony Mann, 1965), de la cual el héroe no satisfecho y la calificó de “incompetente”.

Rønneberg recibió las más altas condecoraciones militares por parte de su país natal, que ahora se ha ofrecido a sufragar los gastos de su entierro, así como por parte de Reino Unido, Francia y Estados Unidos. Tras la guerra, empezó una carrera de cuarenta años en el medio de comunicación NKR Ålesund. También divulgó su experiencia en la guerra en charlas y conferencias alrededor de Noruega.

Previous post

Descubren que cinco fragmentos de una reliquia bíblica son en realidad falsos

Next post

Tras una clase de Educación Sexual Integral, nueve alumnas denunciaron que fueron abusadas