Home»Inicio»No tengo derecho a fallarles: AMLO

No tengo derecho a fallarles: AMLO

0
Shares
Pinterest Google+

Por Leticia Villaseñor

Cuernavaca, Mor., 1 de diciembre.- Un centenar de sillas se dispusieron en la plaza principal de Morelos, la Plaza de Armas, para que el pueblo tomara su asiento a la cita con la historia, la ceremonia protocolaria de Andrés Manuel López Obrador como presidente de México.

En punto de las 9:00 horas el mobiliario y equipo técnico se alistó. Alrededor de las 10:30 la docena de parroquianos  atestiguaron la salida de López Obrador de su casa rumbo al Recinto de San Lázaro.

Poco después de las 11:00 horas, la mitad de las sillas estaban ocupadas, la malla ocultó el sol que caía a plomo en la ciudad de la eterna primavera.

El sonido local se vio interrumpido por breves lapsos por el ruido de varios puestos colocados en la mitad del lugar, que desde 18 años atrás se ha visto abarrotada durante las visitas del ahora presidente a la capital morelense.

El humo proveniente de un puesto de cecina abrió el apetito a más de uno que una vez saciado siguió el extenso discurso.

Los aplausos fueron escasos entre el centenar de asistentes. AMLO sólo logró entusiasmar a la audiencia cuando habló de la comisión de la verdad sobre la desaparición de los 43 normalistas desaparecidos de Ayotzinapa. “No tengo derecho a fallarles” fue la frase que arrebató algunas expresiones de júbilo, y hacia el final cuando presentó al mandatario de Bolivia, Evo Morales, y al cantante cubano Silvio Rodríguez.

La algarabía por ser testigos de la cuarta transformación nunca se presentó a su cita. El acto oficial se terminó y los asistentes se retiraron sin lanzar vítores ni porras. Simplemente se levantaron de sus asientos a continuar con sus vidas.

Previous post

A un año del multihomicidio de Temixco

Next post

Mando Único de Capella, más publicidad que realidad: Flores