Home»Inicio»Exhiben en Congreso de Morelos carencias heredadas por Capella Ibarra

Exhiben en Congreso de Morelos carencias heredadas por Capella Ibarra

0
Shares
Pinterest Google+

Por Leticia Villaseñor

Cuernavaca, Mor., 15 de marzo.- El Comisionado estatal de Seguridad Pública, José Antonio Ortiz Guarneros, expuso ante los diputados el desorden que dejó el excomisionado Jesús Alberto Capella Ibarra. Habló de mentiras con respecto al supuesto fortalecimiento del Estado de fuerza, equipamiento, tecnología, unidades inservibles y cámaras de video vigilancia infuncionales.

En su comparecencia ante el Congreso de Morelos a propósito de la glosa del informe de gobierno, sobre el primer trimestre de gestión de Cuauhtémoc Blanco Bravo, el Vicealmirante de la Marina precisó que en lo que respecta a equipamiento se recibieron 722 vehículos, de los cuales el 65 por ciento están descompuestos y fuera de servicio, y de las seis mil 580 armas recibidas sólo cinco mil 508 funcionan correctamente.

Asimismo consideró que el Centro de Coordinación, Comando, Control, Comunicaciones y Cómputo (C5) debe ser un centro fuertemente equipado con tecnología de punta, porque en realidad registra grandes carencias.

“De las mil 700 cámaras de video vigilancia que decían tener, sólo se recibieron 928, de las cuales sólo 887 se encontraban en operación. La red de fibra óptica presentaba 11 enlaces rotos, muchos de ellos irreparables, por lo que el 89 por ciento de las transmisiones de cámaras se ven afectados”, expresó.

El Comisionado estatal de Seguridad Pública puntualizó que se trabaja en el cambio de estrategia de una seguridad pública a una seguridad ciudadana, en la que toda la sociedad participe en las tareas previstas en el Plan Estatal de Pacificación, el cual busca combatir causas de la violencia.

También detalló que los 200 elementos federales que recién llegaron a la entidad, están desplegados en los municipios de Temixco, Jiutepec, Yautepec y Cuernavaca, demarcaciones con altos índices delictivos en las últimas semanas.

Luego de su planteamiento el Comisionado de Seguridad Pública pidió a los diputados la autorización de mil plazas nuevas para la Policía Preventiva a fin de contrarrestar la incidencia delictiva en la entidad.

El legislador Marco Zapotitla Becerro, presidente de la Comisión de Seguridad, le pidió que las plazas sean destinadas a mujeres y le explicó que para que la solicitud sea turnada a comisiones y al pleno, debe entregar la solicitud por escrito.

Otro de los cuestionamientos que hicieron los diputados al Vicealmirante y su equipo de colaboradores, provenientes principalmente de la Marina Armada de México, versaron sobre la estrategia fallida para detener a “capos” que operan en la entidad, como Santiago Mazarí Hernández, ”El Carrete”, líder de la banda de Los Rojos.

La respuesta del vicealmirante fue “yo no pacto con la delincuencia” y explicó que en el combate a los delitos de alto impacto se mantiene una estrecha relación con las fuerzas federales, responsables de atacar ese flagelo.

“La CESP es una policía preventiva, sin embargo, si se me presenta la oportunidad de detener a uno de esos delincuentes de alto impacto, tengan la seguridad que lo vamos a hacer”, puntualizó.

Añadió que los resultados presentados en el primer trimestre de gobierno se lograron a pesar de haber recibido a una institución policial con grandes rezagos en capacitación, adiestramiento, equipamiento y con un notable déficit de recursos humanos.

En Morelos no hay pacto con la delincuencia, al contrario, existe una estrecha coordinación de los órdenes de gobierno y poderes del Estado en el trabajo para regresar la paz y seguridad a la entidad, asentó.

Con respecto a las tareas de la prevención del delito, función principal de la CES, José Antonio Ortiz Guarneros informó que de octubre a diciembre se puso a disposición del Ministerio Público del fuero federal a 74 personas y 142 ante el fuero común, así como a siete mil 123 más fueron enviadas al juez cívico.

El Comisionado estatal destacó que al primero de octubre de 2018 el estado de fuerza de la CES era de mil 652 elementos operativos, de los cuales mil 26 se desempeñan en actividades administrativas lo que significa que sólo 626 elementos están al servicio de la ciudadanía.

“De acuerdo con las normas internacionales debería existir en el estado un promedio de siete mil elementos, por lo que el déficit actual en materia de personal es de seis mil 374″, indicó.

Previous post

Requiere Jojutla 400 mdp para reconstrucción

Next post

Ahorra Ejecutivo 3 mdp con fusión de Secretarías