Home»Inicio»Detienen a cinco policías por el homicidio de un joven

Detienen a cinco policías por el homicidio de un joven

0
Shares
Pinterest Google+

Por Leticia Villaseñor

Cuernavaca, Mor., 10 de junio.- Cinco elementos policiacos adscritos al municipio de Xochitepec fueron detenidos, al imputárseles el delito de homicidio doloso luego de un video difundido en redes sociales donde se ve a los policías golpeando al joven.
El pasado 8 de junio se difundió un video donde se observa a cinco elementos quienes someten a un hombre para esposarlo y subirlo a rastras a una unidad oficial. De manera extraoficial se dio a conocer que el video es de una cámara de seguridad del domicilio de la propia víctima.
En el comunicado emitido por la Fiscalía General del Estado se informó que el pasado 7 de junio, a las 00:30 horas, varias unidades de la Policía Municipal de Xochitepec acudieron a un reporte por un asalto a una taquería ubicada en la colonia Lázaro Cárdenas de la misma localidad. Los afectados atestiguaron que los responsables huyeron a bordo de un vehículo Volkswagen Jetta gris.
Los elementos municipales localizaron el vehículo a bordo del cual viajaban dos hombres quienes al notar la presencia de los policías trataron de darse a la fuga con dirección al centro de Xochitepec, iniciándose una persecución que culminó en la calle República del Perú, lugar en donde la víctima de nombre Braulio Fabián “N”, descendió del vehículo e intentó saltar una barda al interior de un inmueble, lugar hasta donde llegaron los elementos.
Al tratar de someterlo fue golpeado y presuntamente estrangulado hasta provocarle la muerte, por lo que los agentes de la Policía Municipal de Xochitepec al notar lo anterior llamaron a los servicios para realizar el levantamiento del cadáver.
En el video difundido se observa que al ser sometido e intentar esposarlo, uno de los agentes patea el costado de la víctima a fin de disminuir su resistencia al arresto. En el video se observa que el entonces detenido todavía realiza algunos movimientos al ser levantado por los policías pero pierde el equilibrio por lo que es llevado a cuestas, sin que las imágenes muestre más acciones.
Según versiones de testigos, la víctima y otros dos hombres cometieron actos de vandalismo en un puesto de tacos de ese municipio, golpearon a uno de los empleados y causaron destrozos además de que se fueron del lugar sin pagar ni la cuenta ni los destrozos.
Empleados del lugar llamaron a la policía, cuyos elementos les dieron alcance y los persiguieron, tras acorralarlos, dos de los agresores huyeron a pie y Braulio “N” fue sometido.
Posteriormente fue subido a una patrulla esposado, pero supuestamente se aventó y se dio un golpe en la cabeza contra el pavimento. Tras lo anterior, los policías lo remitieron para brindarle atención médica pero al final falleció por un paro cardiorrespiratorio.
Tras la difusión de las imágenes la Comisión Estatal de Seguridad puso a disposición de la Fiscalía a dos elementos identificados como Julio César “N” y Gabriel “N” por su presunta relación con los hechos en donde perdió la vida Braulio Fabián “N”.
El Agente del Ministerio Público especializado en investigación de Servidores Públicos dependiente de la Fiscalía Regional Metropolitana, inició las investigaciones sobre el caso encontrando datos de prueba suficientes para determinar la probable responsabilidad de cinco elementos policiales en la comisión del delito de homicidio doloso.
Derivado de lo anterior solicitó y obtuvo una orden de aprehensión emitida por el Juez de Primera Instancia Control, Juicio Oral y Ejecución de Sanciones del Primer Distrito Judicial en el Estado, en contra de los elementos.
A las 20:40 horas de este domingo 9 de junio, fueron ejecutadas las órdenes de aprehensión en contra de Julio César “N” y Gabriel “N”, quedando recluidos al interior de dicho centro a las 22:30 horas.
Adicionalmente, este lunes a las 07:30 horas en la Avenida Alta Tensión de la colonia Villas de Xochitepec, se cumplimentó la orden de aprehensión en contra de los elementos Israel “N” de 27 años, Juan “N” de 47 años y Gonzalo “N” de 49 años, quienes fueron de igual forma ingresados al Cereso “Morelos”, imputados por el delito de homicidio doloso.
Los cinco elementos asegurados por agentes de la Policía de Investigación Criminal (PIC), fueron entregados a la autoridad judicial que los requirió. Durante la audiencia realizada este lunes, la Fiscalía Regional Metropolitana realizó imputación para los cinco elementos por el delito de homicidio doloso, quienes se acogieron al término constitucional determinándose la audiencia de vinculación a proceso a finales de esta semana, estableciendo el juez de la causa prisión preventiva para los detenidos.

Otros casos de policías involucrados en homicidios dolosos
El caso de Braulio “N” se suma al menos a otros tres donde elementos policiacos se han visto inmiscuidos en el fallecimiento de detenidos. La mayor parte de ellos ocurrieron bajo el cobijo del excomisionado de Seguridad Alberto Capella.
En agosto de 2015 Raúl Hernández Noguez de 21 años perdió la vida luego de que un elemento le dispara. Sobre el caso Capella Ibarra aseguró que los elementos atendieron un llamado de auxilio en el municipio de Emiliano Zapata en una presunta riña a balazos. Al llegar fueron agredidos a balazos por la víctima por lo que uno de los oficiales le disparó.
Sin embargo, testigos y el informe de necropsia señaló que el joven presentó un disparo en la nuca, es decir, quien le disparó lo hizo por la espalda. Además se expuso una alteración de la escena del crimen.
El caso de homicidio doloso contra el policía fue reclasificado a culposo ante la inconformidad de familiares quienes hasta el momento sostienen que el joven no estaba armado y no dio positivo a la prueba de pólvora.
En febrero de 2017 Edwin Itzael Altamirano fue “molido” a golpes por siete policías adscritos a Cuernavaca, al oponer resistencia a una detención. El joven llegó con vida a las instalaciones de la Secretaría de Seguridad Ciudadana donde se desvaneció y murió.
A pesar de que el informe de la Fiscalía reveló múltiples heridas y fracturas derivadas de los toletes, así como sangrado interno y lesiones graves en la cabeza, no determinó la causa de muerte. Además la Fiscalía pretendió imputar el homicidio calificado a los implicados sin comprobar su implicación en el crimen, por lo que una juez decretó su libertad sin que hasta el momento se haya reabierto la investigación.
Otro caso sin resolver fue el cometido en noviembre de 2017, cuando cinco integrantes del grupo de inteligencia ingresaron a un domicilio en el municipio de Temixco. En versiones encontradas, se informó sobre la presencia de personas armadas en vía pública y víctimas presuntamente de secuestro lo que derivó en la intervención del grupo de elite.
Otra versión de los sobrevivientes del ataque expusieron la presunta irrupción sorpresa de los policías quienes dispararon en contra de los habitantes del sitio.
El resultado fue la muerte de cinco mujeres, una bebé de dos meses de edad y un adolescente de 14 años, quienes estaban desarmados y escondidos en un baño.
El domicilio era rentado por Antonio Valdés Chapa, presunto narcotraficante, y las víctimas eran su madre, esposa, hermana, hija, nieta y el hermano de una de sus nueras.
Por el multihomicidio la Fiscalía no ha iniciado imputación alguna sobre los presuntos responsables.

Previous post

Sin denuncia, “secuestro” de autobuses por normalistas

Next post

Mantiene Cuauhtémoc Blanco compromiso por la educación