Al Cuau y su equipo «los veo muy sobrados»: Capella Ibarra‏

Por Justino Miranda

CUERNAVACA, Mor.- Al Comisionado de Seguridad Pública de Morelos, Alberto Capella Ibarra, no le cabe duda de que el modelo de Mando Único que se ejecuta en el estado será replicado en el país, como la estrategia correcta para contener y anular la acción delincuencial.

Ese, dijo, fue el pronunciamiento del presidente Enrique Peña Nieto en su reciente visita, dice el jefe policial.

“Hace 15 días, en el Cuartel Lagartos, vino el presidente de la república y recordaras lo que dijo: ‘el modelo del Mando Único en Morelos es un modelo que se debe aplicar en el resto del país’”.

Es tal su confianza sobre la efectividad de la Policía de Mando Único (PMU) que, afirma, si el estado de Guerrero tuviera este modelo policial se habría evitado el caso de Iguala y la desaparición de los 43 estudiantes normalistas. También se habrían evitado casos como el de Cocula y Tlataya, por citar algunos, porque la estrategia detecta a los policías que sirven al crimen organizado.

“Definitivamente se hubiera impedido, porque hubiera sometido a los policías a un mando que tendría que informar, rendir cuentas de forma inmediata a un ente superior estatal y que paulatinamente se estaría revisando su actuar y su no participación en actividades delictivas”, subrayó.

El llamado «Rambo de Tijuana” asegura que un Mando Único en Guerrero hubiera generado que los esquemas de control y confianza de esos jefes policiacos estuvieran a la orden del día, además de que con la tecnología se hubiera detectado la presencia de grupos criminales, o de camiones, o de gente privando de la libertad a otros y hubiera actuado en consecuencia.

“Aquí la línea de mando llegó hasta la presidencia municipal, o probablemente la orden, como es una de las hipótesis, surgió de la propia alcaldía”, expuso.

En su opinión, Morelos tiene su propio Iguala en el municipio de Amacuzac, con un alcalde que gobernó de 2009 a 2012 y los siguientes tres años fue legislador local. Su referencia apunta al ex diputado Alfonso Miranda Gallegos, candidato del PT. “¿Ya se nos olvidó desde cuando empieza a sonar Santiago Mazari (líder del cártel de Los Rojos) y de quien es pariente? ¿A poco crees que lo de Amacuzac es diferente a lo de Igual o Cocula? ¡Era lo mismo! Pero la diferencia es que aquí hay un gobernador con una visión de estadista, que no piensa en la popularidad política”, sostiene el jefe policial.

– ¿Se vende el MU a nivel nacional?

“Ya lo dijo el presidente de la república, ¿no? ¿Quieren el modelo de Iguala, de Cocula, ese es el modelo que hay que seguir promoviendo? ¿No fueron las armas que están sujetas a una licencia que otorga la Sedena las que se utilizaron, no sé si para asesinar, pero lo menos para capturar a gran parte de estos 43 jóvenes?

“Esos instrumentos gubernamentales en manos de un líder político y un jefe poiciaco que sin pudor tenían relaciones, probablemente desde hace mucho tiempo, con grupos criminales y tenían el control geográfico, político, social y delincuencia de la zona. Esa es la realidad de México en muchas partes del país”, afirma.

MU en riesgo

En el corazón del C-5, Capella Ibarra trae todavía los ánimos calientes por su reciente comparecencia ante el pleno del Congreso de Morelos, que lo llamaron para explicar el gasto de mil 200 millones de pesos que retiene a los 33 municipios. Una hora antes de la entrevista encaró a legisladores del PAN, PNA, PVEM y PSD, principalmente, que lo acusaron de manipular los índices delictivos, de fracasar con el Mando Único y de consentir la tortura y detenciones ilegales por parte de sus elementos policiales.

-¿El Modelo de Mando Único está en riesgo?

“Esta en riesgo el modelo del Mando Único, trae una profunda amenaza. Yo lo dije hace seis meses, siete meses, la vi venir, y aquí están los resultados. Una promoción sistemática, permanente, de algunos medios de comunicación, de algunos actores sociales y políticos, en satanizar el concepto del MU. El tema no es el nombre, el tema es la estrategia y es dar a conocer lo que recibimos de instituciones y reconocer que muchos policías que vieron pasar libre e impunemente a grandes capos, unos ultimados otros detenidos, cenando, platicando con políticos, con gobernantes, con funcionarios públicos, pues imagínate el mensaje y lo que no traen en la mente, y cambiar esa imagen que tienen ellos en muchos municipios del estado y particularmente en la autoridad estatal en aquellos tiempos no es un tema fácil.

“Si esta en riesgo pero particularmente por la operación perversa y la utilización de algunos actores sociales y políticos o tomadores de decisiones en otras instituciones para que esto fracase”.

– ¿Y de los que están dentro de las instituciones que se puede hacer?

“Nuestros principales enemigos lamentablemente no están en las calles siguen entrando libremente a muchas instancias del gobierno disfrazados de funcionarios públicos siendo unos verdaderos pillos, y esa lucha interna la vamos a seguir combatiendo y obviamente tener un ejército con traidores te complica más el ganar y generar un victoria en el camino”.

– ¿Qué sigue?

“Seguir construyendo los mecanismos de fiscalización y evaluación permanente e interna en donde podamos detectar a esos traidores. Cada día que pasa gano una batalla en ese combate, particularmente en el tema municipal, pero no lo voy a construir de la noche a la mañana, es un proceso que va a tardar años y yo conozco a los policías, a los traidores dentro de las instituciones con uniforme de policía que al momento de ponerle reglas le comienzas a mover el tapete y empieza un proceso de inestabilidad.

“La estrategia del MU es perfectible y hay que hacer los ajustes que se deban hacer aprovechando esta coyuntura de las administraciones municipales para que esto avance más rápido”.

Doble moral

Jesús Alberto Capella habla ahora de ex gobernadores y ex alcaldes panistas que, dice, en su momento tuvieron la oportunidad de cambiar la situación que atraviesa Morelos. Una realidad, subraya, que se generó “en los tiempos en lo que ellos tenían el poder, llámese alcaldes que acaban de concluir o partidos políticos que gobernaron por 12 años (2000-2012).

Capella cita al ex edil de Ayala, Manuel Tablas Pimentel, ahora diputado local por el PAN, a quien señala de haber negociado “con presuntos delincuentes, negociando estrategias, informando que van a ser omisos en el cumplimiento de su realidad de combatir la delincuencia y dejar que hagan sus bienes, como se dice en la conversación de Manuel Tablas Pimentel”, según una grabación que el propio ex edil entregó a la Comisión Estatal de Seguridad Pública y a la Fiscalía General del Estado.

“Desafortunadamente no es el único, creo que hay otros actores que dirigieron alcaldías y que se convierte en círculo vicioso no solo en Morelos, sino en muchas partes de Mexico, de ahí la rebelión social en muchas partes, el desaliento social en muchas regiones, la profunda desconfianza institucional que se ha generado por esa doble moral de muchos tomadores de decisiones, por esa profunda penetración de la delincuencia en actividades institucionales y el control absoluto en muchas de ellas en muchas partes de México”, expone.

Con licencia de Tijuana

Desde su llegada a Morelos, en enero de 2014, a Capella Ibarra también lo persigue el señalamiento de que no contar con los exámenes de control de confianza para ser nombrado Comisionado de Seguridad Pública de Morelos, pero el jefe policial señala que cuenta con un examen realizado en 2012 para ingresar como Director de Seguridad Pública en Tijuana, Baja California, y su duración es de tres años, por lo que antes de que concluya este año acudirá al Distrito Federal para renovar su acreditación.

En el expediente AP/PGR/MOR/CV/062/II/2015 se le cita como presunto responsable de violar la Ley General del Sistema Nacional de Seguridad Pública por no contar con la validación del Centro Nacional de Certificación y Acreditación (CNCA) para asumir el cargo de comisionado estatal de seguridad pública.

En el desahogo de pruebas ante el Ministerio Público Federal se documentó que CNCA, el Centro de Evaluación de Morelos, el Cisen y la Policía Federal tienen antecedentes de exámenes de control y confianza de Capella Ibarra.

– Usted no tiene el examen de Control y Confianza

“Si mis exámenes no estuvieran validados, ni los recursos federales, particularmente el FASP (Fondo de Aportación a la Seguridad Pública), se hubiera erogado para el estado de Morelos; quien diga simplemente lo contrario actúa con un nivel de ignorancia.

“Es mi responsabilidad evaluar a los 6 mil 95 elementos policiacos y nosotros estamos en un constante mecanismo de fiscalización y evaluación por parte de la autoridad federal y las autoridades locales.

“No pretendo hacer el examen aquí porque la directora del Centro de Control y Confianza, dependen de mi. Sería la tercera vez que hago un examen de control y confianza. La primera fue en el 2007, la segunda en el 2012, yo dejé de ser funcionario público dos años, y la tercera la haremos en el 2015 y si seguimos en esto en el 2018 y así sucesivamente”.

La denuncia contra Capella Ibarra concluyó el 1 de septiembre pasado cuando el Ministerio Público acordó un auto de ejercicio de no acción penal.

En sus antecedentes se cita que Capella fue evaluado en Tijuana el 21 de junio de 2012, según consta en un documento enviado por la Comisión Nacional de Seguridad integrado en el expediente laboral de Alberto Capella como Director de Seguridad Pública de Tijuana, con número de evaluación 11240212.

Los cuadros del horror

El jefe policiaco lleva consigo las fotos de gran formato que exhibió ante el pleno legislativo con las imágenes de los exgobernadores panistas Sergio Estrada Cajigal Ramírez y Marco Antonio Adame Castillo, retratados con el entonces secretario de Seguridad Pública estatal, Luis Ángel Cabeza de Vaca y Francisco Sánchez González, ambos procesados por sus presuntos vínculos con el cártel de los Beltrán Leyva. Una de las fotos corresponde a dos hombres colgados en un puente de la autopista México-Cuernavaca, durante el sexenio pasado.

“Esta es la realidad de Morelos”, dice el mando policial.

-Ya no hay colgados pero si hay encobijados, cadáveres putrefactos, se le replica.

Sigue habiendo una lucha entre narcomenudistas y los grupos criminales, pero la diferencia es que antes el combate entre los grupos delictivos se hacía en las calles más transitadas de Morelos, y ahora lo hacen en la secrecía de un domicilio y no podemos vulnerar la intimidad de los domicilios.

“Si dos grupos de narcomenudistas se conocen y se citan en un bar o en un domicilio y ahí se dan en la torre, por eso aparecen en lugares a media noche, es decir, la autoridad, sin decir que ya ganamos, empieza a retomar el control de las calles, esa es la enorme diferencia que tenemos”, asegura.

Sobre el repunte de homicidios violentos cuya cifra acumula más de 60 en los últimos 65 días, Capella Ibarra afirma que no son tantos y lo que pasa es que se cuentan los feminicidios y muertes provocadas por hechos ajenos a la delincuencia. Argumenta que la transición que se dio en la Fiscalía general desprotegió muchos lugares y provocó que para que mucha gente no hable empiezan a generar sus ajustes de cuentas o limpias en ciertas zonas en el estado.

“Quienes ya se van son corruptos dentro de las instituciones pues buscan la manera de desestabilizar al Estado para argumentar que las cosas no funcionan. Hay muchas descomposición social, hay temas graves en función de gente involucrada, lavando dinero, distribuyendo droga, generando actividades que termina siendo víctimas de este tipo de situaciones tan lamentables”, justifica.

El fenómeno disminuirá, dice, conforme el Mando Único vaya “apretando” en las tres regiones en que dividieron al estado para combatir la delincuencia. La delincuencia registrará una reducción importante, así como ha ocurrido con el delito del secuestro, asegura.

Cuernavaca, el riesgo

Enterado de la decisión del próximo alcalde de Cuernavaca, Cuauhtémoc Blanco de no ratificar el convenio con el Mando Único, el comisionado estatal afirma que ve al edil entrante y su equipo en un plano arrogante.

“Los veo muy sobrados a menos de que desconozcamos un as bajo la manga que tenga que ver con relaciones que se daban en el pasado, que es una hipótesis. El hecho de que un diputado como el del Socialdemócrata -el cual postuló a Cuauhtemoc Blanco- diga que están pidiendo el apoyo del gobierno federal, es uno de los peores engaños a la ciudadanía.

“Hace 15 días, en el Cuartel Lagartos, vino el presidente de la república y recordaras lo que dijo: “el modelo del MU en Morelos es un modelo que se debe aplicar en el resto del país’.

“Yo quiero preguntar qué funcionario del gobierno federal atentaría contra una instrucción de esa naturaleza del presidente de la república”

Luego dice tajante que no autorizará la licencia colectiva de armas para los policías de Cuernavaca que rechacen incorporarse al MU.

“La licencia es del gobierno de estado y hay una especie de subrogación para que las policías municipales puedan portar armas. ¿Tu crees que tu servidor va a asumir el riesgo de permitir la utilización de armas con gente que no este sujeta al sistema nacional de seguridad pública o las propias reglas que establece el estado?

¿Tu crees que yo me voy a arriesgar para que Cuernavaca se convierta en un Iguala, en un Cocula o alguna otra situación tan lamentable que se ha dado en Michoacán? ¡Claro que no!

“Es un tema de responsabilidad legal, punto, no es un tema de capricho. Ni el gobernador ni tu servidor estamos dispuestos a asumir un riesgo de esa magnitud sin tener la certeza de que quienes encabecen el esfuerzo estén sometidos a las mismas reglas de los otros 32 municipios”.

¿Y entonces?

“Y entonces lo que nos queda claro es que hay un valiente que quiere dar la cara, decir que puede, que ha sido exitoso en su vida deportiva y que de repente es un experto en materia de seguridad pública. Creo que hay que empezar a someter al escrutinio social, con ese espíritu que el tiene, todas las decisiones para que veamos si esa manera de gobernar, puede ser efectiva o puede ser el anuncio de la anarquía institucional y social en Cuernavaca”.

En ese escenario Capella Ibarra afirma que el gobernador  y él decidirán qué hacer, cómo operar, porque jamás renunciarán al compromiso legal y constitucional que tienen.

“Esto es un juego de equipo, no es de solos, y lamento que un deportista que jugó en un deporte de equipo ahora piense que solito puede hacer las coas, cuando queda claro la vulnerabilidad financiera, operativa, los enormes niveles de corrupción que Cuernavaca ha tenido y los enormes retos de penetración del crimen organizado que hemos ido avanzado y resolviendo poco a poco. Creo que necesitan mejores asesores”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El tiempo se ha agotado, debes dar refresh para cargar de nuevo