Por Leticia Villaseñor

Cuernavaca, Mor., 23 de febrero.- El candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador aseguró que les aplicará la Cuauhtemiña y la Pejemoña a sus adversarios políticos, en los próximos comicios electorales, donde además reiteró su apoyo al controvertido exlíder sindical Napolóen Gómez Urrutia.

En reunión a puerta cerrada con el candidato a gobernador por la coalición Juntos Haremos Historia –Morena-PES-PT-, Cuauhtémoc Blanco Bravo, Rabrindranath Salazar Solorio y las bases de los tres partidos, López Obrador aseguró que el Cuauh ganará la elección en Morelos, pese a los procesos interpuestos en su contra por presunta falsificación de documentos que presentó desde su candidatura a alcalde de Cuernavaca por el PES, en 2015.

“Nada más lo están testereando, no hay plan B, no tomen en serio los procesos en su contra”, subrayó.

Entrevistado al término de la reunión, López Obrador reiteró el apoyo a Gómez Urrutia, acusado por el gobierno mexicano de defraudar por 55 millones de dólares al gremio minero, y aseguró que Napoléon no tiene procesos pendientes en su contra.

“Si alguien tiene un proceso judicial, si cometió un delito no puede ser defendido, en el caso de Napo no tiene ningún proceso pendiente, por algo Canadá le dio asilo y la nacionalidad. Yo he sido un perseguido político, me abrieron 11 procesos en mi contra y me desaforaron pero no me comprobaron nada, ahora no pueden pedirme que no apoye a lo perseguidos políticos como Napoleón, como Cuauhtémoc o como la propia Nestora Salgado”, declaró.

Nestora Salgado, ex líder de la policía comunitaria en Guerrero, fue acusada de secuestro, extorsión, robo, y estuvo en la cárcel y cuando menos 39 personas la señalaron como la persona que encabezó a un grupo de policías civiles que los agredió, pesan sobre ella 14 carpetas de investigación según la Fiscalía de Guerrero.

La exlíder comunitaria es candidata al Senado, al igual que Gómez Urrutia pero éste por la vía plurinominal.

Pero López Obrador no sólo habló de los aspirantes por la coalición que encabeza, además aconsejó que ante los escándalos por desvió de dinero que pesan sobre los presidenciables Ricardo Anaya Cortés (de la coalición Por México, al Frente PAN-PRD-MC) y José Antonio Meade Kuribreña (de la coalición Todos por México PRI, PVEM y Nueva Alianza) que los suplan por el “Jefe Diego” Fernández de Ceballos y el exsecretario de Educación Aurelio Nuño Mayer, respectivamente.

“Ambos tienen sus cosas, pero el maestro Diego es más fino, ya ven, ha hecho tantas cosas y todavía está de comentarista en un programa… ya los estoy recomendando”, ironizó.

Sin embargo, reiteró el llamado a las autoridades a que sus contrincantes sean investigados, ahora que se abrió el caso de Anaya, ahondó, se analice a fondo no solo por lavado de dinero sino por los “moches” al igual que Meade, que aclare cómo se entregó el dinero en las campañas pasadas y cómo aprobó y envió la cuenta pública al Congreso de la Unión a sabiendas que hubo actos de corrupción.

Finalmente López Obrador adelantó que de ganar las elecciones de julio próximo, la primera iniciativa que mandará al Congreso será la cancelación de fueros y privilegios, “por si alguno se me cuela”.

Por