Home»Inicio»El tufo a narco del Aeropuerto Mariano Matamoros

El tufo a narco del Aeropuerto Mariano Matamoros

0
Shares
Pinterest Google+

Redacción SL

Cuernavaca, Mor., 27 de septiembre.- El robo del jet tipo Hawker 800 en el aeropuerto Mariano Matamoros de Cuernavaca, perpetrado la semana pasada, se suma a una estela sucesos ocurridos en esa terminal que datan de la década de los 90 cuando, de acuerdo con investigaciones de la entonces Procuraduría General de la República (PGR), documentaron aterrizajes de avionetas cargadas con droga o bien para la llegada de aerotaxis que transportaron pasajeros a Sinaloa.

Pero la sospecha de aterrizajes de aviones con cargamentos de droga no fue propia del aeropuerto Mariano Matamoros, sino que se extendió a otras planicies clandestinas en Morelos, conforme a datos cartográficos obtenidos por la PGR que indicaban el uso de por lo menos 23 caminos utilizados como pistas clandestinas de aterrizaje en la zona oriente y alta de la entidad.

Uno de los casos de mayor escándalo ocurrió en 2007 cuando una avioneta tipo Super King Air 200, cargada con cocaína, aterrizó en el Mariano Matamoros y por ese motivo fueron investigados cuatro elementos de la Policía Federal y tres de seguridad privada, adscritos a la terminal aérea. Todos obtuvieron su libertad posteriormente por falta de elementos para procesar.

En la averiguación previa PGR/MOR/CV/679/2007 la PGR identificó la aeronave como una Super King Air 200, color blanco, matrícula N14TF que un 28 de diciembre aterrizó en el aeropuerto y descargó cocaína.

El Air King, cita la averiguación previa, venía de Sudamérica cargado de cocaína y fue seguido por la DEA (Drug Enforcement Administration). Cuando entró a espacio aéreo mexicano avisó a la Sedena que seguía la aeronave y tanto la DEA como la Sedena advirtieron oportunamente a militares y policías federales de Morelos de la llegada del avión.

A pesar de la notificación el avión aterrizó en el aeropuerto “Mariano Matamoros” sin que los militares ni la PFP detuvieran a los tripulantes, y tampoco impidieron la descarga de la droga y mucho menos la salida de los pilotos a bordo de un vehículo que se internó en colonias del municipio de Temixco, sede del aeropuerto.

En ese caso también fueron investigados 23 soldados de la 24 Zona Militar y el general de Brigada Ricardo Escorcia Vargas, comandante de la 24 Zona Militar, fue enviado a Mazatlán, Sinaloa, como jefe de Estado Mayor de la Tercera Región Militar.

 

Aerotaxi con destino a Sinaloa

En enero de 1997 el aeropuerto de Cuernavaca trascendió porque en su pista descendieron tres aerotaxis, procedentes de la terminal de Toluca, Estado de México, para transportar a familiares del extinto narcotraficante, Amado Carrillo Fuentes, a la boda de su hermana, celebrada en Guamuchilito, Sinaloa.

En febrero de 2000 la PGR también documentó el aterrizaje de una avioneta tipo Cessna, procedente de Colombia, “camuflageada” con la matrícula FAM-1114 de la Fuerza Aérea Mexicana, color verde oliva y el escudo mexicano, pero en el aeródromo de Tequesquitengo con una carga de 443.760 kilos de cocaína y 460 gramos de marihuana.

Un turbocomander de la entonces Fiscalía Especializada de Atención a Delitos contra la Salud (Feads) de la PGR lo siguió desde el suroeste de Puerto Madero, Chiapas, y al aproximarse a la pista de prácticas de paracaidismo, distante 20 kilómetros de Cuernavaca, ocupó la pista de aproximadamente 750 metros de asfalto para cargar supuestamente combustible.

Justamente en la primera administración del PAN 2000-2006, tomaron fuerzas las acusaciones oficiales sobre el uso ilegal de la terminal aérea de Cuernavaca, y en ese tiempo la PGR inició la averiguación previa PGR/UEDO/193/03 y citó que funcionarios de alto nivel del gobierno estatal protegían cargamentos de droga que llegaban de Colombia a Morelos, e incluso jefes policiales brindaban facilidades para su trasiego hacia otros estados de la República Mexicana.

Un ex agente de la Policía Ministerial, identificado como Idelfonso Ortiz Alatorre, reveló que altos mandos de la Policía Ministerial eran los encargados de custodiar el aterrizaje de las avionetas con droga en la pista del Mariano Matamoros.

 

Fichas técnica del Mariano Matamoros

Con fecha 15 de abril de 1988 inició operaciones el Aeropuerto de Cuernavaca bajo la administración original del Gobierno del Estado de Morelos y a partir de 1992, por Aeropuertos y Servicios Auxiliares, organismo del Gobierno Federal, derivado de un convenio de colaboración.

El 9 de junio de 2004 se publicó en el Periódico Oficial “Tierra y Libertad” el decreto con el que se autorizó la constitución de una empresa de participación estatal mayoritaria denominada “Aeropuerto de Cuernavaca S. A. de. C. V.” con el fin de obtener la concesión correspondiente para la operación de esta terminal aérea.

El 11 de febrero de 2008 la Secretaría de Comunicaciones y Transportes otorgó a esa empresa el título de concesión para la operación de este aeropuerto, y en enero de 2009 se publicó el decreto presidencial con el que se internacionalizó el aeródromo civil, iniciándose los trabajos de modernización.

El 30 de abril de 2009, ASA entregó a esta empresa la administración del aeropuerto Internacional Mariano Matamoros o Aeropuerto de Cuernavaca.

Previous post

Invierte SEFOA más de 2.5 mdp en acciones de mitigación del cambio climático

Next post

CDHM presenta iniciativa de ley para despenalizar el aborto en Morelos