Cuelgan nueva manta y se atribuyen crimen de edil de Xoxocotla

Redacción SL

Cuernavaca, Mor., 12 de enero.- Tras el asesinato de Benjamín López Palacios, presidente del Concejo Municipal Indígena de Xoxocotla, fueron colocadas dos mantas con un mensaje dirigido al Gobernador de Morelos, Cuauhtémoc Blanco Bravo.

Las mantas con mensajes atribuidos al crimen organizado fueron instaladas en el municipio de Puente de Ixtla y el  autor se adjudica el crimen del presidente municipal de Xoxocotla, perpetrado el martes por un grupo armado en el interior de su casa. “Ahí va el primero Cuauhtémoc Blanco”, se lee en la manta que colgaron en una reja.

El gobernador Cuauhtémoc Blanco afirmó, a través de la Coordinación de Comunicación Social, que las mantas con leyendas de supuestos integrantes del crimen organizado le dan risa y como lo ha dicho en anteriores ocasiones, seguramente surgirán más mantas como la que recientemente fue colgada en el municipio de Puente de Ixtla

El homicidio del alcalde Benjamín López Palacios fue expuesto en la Mesa de Coordinación Estatal para la Construcción de la Paz, y de acuerdo con habitantes de Xoxocotla que hablaron posteriormente con autoridades, la Fiscalía General del Estado abrió cuatro líneas de investigación y la mayoría apuntan hacia la participación del crimen organizado.

En la nueva manta con mensaje del crimen organizado se dice que el exsecretario de Hacienda, Alejandro Villarreal Gasca podría saber más sobre la foto donde aparece el gobernador Cuauhtémoc Blanco con tres líderes del narcotráfico en el estado, uno de ellos Raymundo Isidro Castro, El Ray, líder del CJNG, murió en el 2019 al interior del penal de Atlacholoaya, en el municipio de Xochitepec.

“…y si quieren saber más de quién organizó la reunión pregunten al extesorero Villarreal. Él podrá darle datos mas exactos. Otro dato más: investiguen la muerte del Ray, a quien le interesaba que se muriera en el penal? Saludos mi Cuauhtémoc”, dice la tercera manta colgada en los últimos 10 días después de que la OEM publicó la foto del gobernador con los tres delincuentes.