Desechan juicio de desafuero contra fiscal pero lo ponen en riesgo de la detención

Redacción SL

Ciudad de México, 3 de Mayo.- Por mayoría de votos, la Sección Instructora (SI) de la Cámara de Diputados desechó el juicio de desafuero en contra del fiscal de Morelos, Uriel Carmona Gándara, por considerar que los fiscales no cuentan con fuero, pero esa determinación lo coloca en riesgo de ser detenido por el delito de ejercicio ilícito del servicio público.

La mayoría de la SI se logró con dos votos de Morena y uno del PT, mientras que una legisladora del PRI votó en contra del dictamen.

Conforme al artículo 25, párrafo segundo, de la Ley Federal de Responsabilidades de los Servidores Públicos se establece que cuando la sección instructora considere que un asunto es notoriamente improcedente, deberá comunicarlo a la Mesa Directiva para que sea el pleno quien decida.

“Si a juicio de la Sección, la imputación fuese notoriamente improcedente, lo hará saber de inmediato a la Cámara, para que ésta resuelva si se continúa o desecha, sin perjuicio de reanudar el procedimiento si posteriormente aparecen motivos que lo justifiquen”, cita el artículo.

La diputada Claudia Pastor votó en contra y argumentó que el fiscal cuenta con una suspensión definitiva que lo impide, dictada por la juez cuarto de Distrito y, porque -a su parecer- todos los fiscales de los estados si tienen fuero.

Se debe subrayar que la juez se encuentra  sometida a un procedimiento por parte del Consejo de la Judicatura, en atención a una queja en su contra por actuar supuestamente de forma sesgada en favor del fiscal Carmona Gándara en el juicio de amparo.

La posición de la diputada del PRI fue expuesta desde el pasado 23 de abril, cuando advirtió que sería violatorio de la Constitución proceder a desaforar al fiscal de Morelos, Uriel Carmona Gándara, debido a que existe un amparo a su favor.

Lo anterior, luego de que el 21 de abril la mayoría morenista de la Cámara baja aprobó un acuerdo, impulsado por la Junta de Coordinación Política (Jucopo), para darle marcha atrás a la decisión que el pasado 12 marzo tomó la Sección Instructora de suspender el procedimiento de desafuero contra el fiscal general de Morelos.

De acuerdo con la priista, reabrir el caso violaría la suspensión otorgada al fiscal por un juez, lo que podría derivar en sanciones para ellos. Sin embargo, el morenista Pablo Gómez alegó que se equivocaron en el análisis de la suspensión otorgada, por lo que detener el proceso había sido una equivocación.

El 20 de abril, la barra de abogados de Morelos, representada por Miguel Ángel Rosete Flores, envió una carta a los integrantes de la Cámara de Diputados donde solicitaron respeto a la suspensión definitiva que la Juez de Distrito, Erika Nayeli Torres Santiago, que concedió para evitar que se avance en el juicio que busca remover de su cargo a Carmona Gándara.

La barra de abogados subrayó que el fiscal estatal tiene fuero por lo que los diputados federales no pueden entrar en el análisis del tema.

“De violar la suspensión definitiva bajo el argumento de que el fiscal Uriel Carmona no tiene fuero, se estaría sentando el precedente de que ningún fiscal autónomo de México cuenta con esa protección constitucional y se estaría desaforando en automático a todos los titulares de los órganos autónomos, como también lo son los titulares de las Comisiones de Derechos Estatales”, expuso la Barra de Abogados, cuyo argumento repitió el fiscal en conferencia de prensa virtual.

En febrero pasado Uriel Carmona se dijo objeto de una persecución política por parte del gobernador Cuauhtémoc Blanco Bravo.