Redacción SL

Cuernavaca, Mor.-  La falta de seguridad en hoteles y moteles coadyuva a que se cometa un feminicidio con mayor facilidad, afirmó la encargada de despacho del Instituto de la Mujer para el Estado de Morelos, Claudia Rivera Miranda.

Dijo que son espacios que tienen las condiciones para cometer este tipo de delitos porque no cuentan con cámaras de videovigilancia y en algunos casos los establecimientos no están regulados.

En este contexto se pronunció por la regulación de los establecimientos, porque aseguró que la violencia feminicida va en aumento y solo en los primeros seis meses de este 2022 de acuerdo con el Secretariado Ejecutivo de Seguridad se han registrado 18 presuntos femicidios lo que mantiene a Morelos en el primer lugar a nivel nacional en este delito.

Rivera Miranda señaló que debe haber acciones urgentes coordinadas, no solo en el gobierno sino de particulares, empresas y comunidad porque los casos de feminicidios es una cifra preocupante.

Afirmó que desde el Instituto las estrategias no pueden ser aisladas y tampoco pueden ser intermitentes, porque la violencia feminicida está enraizada en el patriarcado y en el odio hacia las mujeres por el hecho de ser mujer.

Explicó que la violencia contra las mujeres se debe atender en dos vías, que es la de la atención inmediata y la prevención que cambie los patrones socioculturales que perpetúan la desigualdad entre mujeres y hombres.

Desde este punto, indicó, el instituto abona desde el ámbito estatal y desde los procesos de sensibilización dirigidos a municipios.

La semana pasada la fiscal de feminicidios, Fabiola Betanzos reveló que en este año aumentaron los feminicidios y en solo seis meses se han reportado 21 casos en comparación con el 2021 que cerró con 23 feminicidios.

“Cada vez nos asesinan con mayor violencia, no nada más es que nos priven de la vida ahorcándonos o con un balazo, antes nos torturan, mutilan nuestros cuerpos; nos queman, eso es lo que pasa en Morelos”, manifestó la fiscal Especializada para la Investigación y Persecución del Delito de Feminicidios, Fabiola García Betanzos hace una semana en su comparecencia ante diputados.

Ese día también informó que en los últimos cuatro años se han registrado 146 feminicidios de los cuales, en el 52 por ciento de los casos, las mujeres fueron asesinadas con instrumentos que están al alcance de sus agresores, como palos, piedras y con sus propias manos; en un 13 por ciento se utilizaron armas punzocortantes y en el 35 por ciento se utilizaron armas de fuego.

Por