Por Leticia Villaseñor

Cuernavaca, Mor., 27 de octubre.- El rector de la UAEM, Alejandro Vera Jiménez, sostuvo que en la irrupción violenta del jueves para «reventar» el Consejo Universitario, donde se votaría la terna de aspirantes a sucederlo en el cargo, se ve la intervención del gobierno del estado.

Según el rector la irrupción de trabajadores académicos y administrativos sindicalizados, así como alumnos de la Federación de Estudiantes Universitarios de Morelos (FEUM), se debe a que el gobierno pretende que se excluya de la terna al director del Centro de Investigación Dinámica Celular, Iván Martínez Duncker, porque «es un personaje incómodo al gobernador» luego de coordinar la comisión científica de la UAEM en las diligencias de las fosas comunes de Jojutla y Tetelcingo.

Vera Jiménez, cuya representación fue vulnerada el jueves por un sector de la comunidad universitaria, dijo que se sabe de manera extraoficialmente, que el gobierno pretende que se incluya en la terna a Gerardo Gama, director de la Facultad de Turismo.

A pesar de la gresca que protagonizaron los sindicalizados y universitarios contrarios al rector Vera Jiménez, a quien demandaron su renuncia, el líder del gremio de académicos Mario Cortés declaró que la terna no sufrirá cambios y que la sesión del Consejo Universitario se reanudará el próximo lunes.

La protesta de académicos, administrativos y alumnos fue fustigada por el Consejo Universitario de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM), cuya representación emitió un comunicado para acusar a los líderes sindicales y el representante de la FEUM de «vandalismo» y «violencia» en la Unidad Los Belenes, donde “reventaron” la sesión.

“Lo que ocurrió la tarde del jueves, representa una clara violación a las más mínimas normas de civilidad y convivencia, a la Ley Orgánica y al estatuto universitario, encarna también la intromisión de personajes externos que aprovechando la crisis financiera por la que atraviesa la UAEM, quieren incidir en los procesos internos que sólo corresponden a los universitarios resolver”, señaló el oficio de la máxima autoridad universitaria.

También acusaron a los líderes gremiales Mario Cortés del sindicato de académicos, Virginia Paz de los administrativos y al presidente de la FEUM, Israel Reyes, de “prestarse, alentar y permitir el vandalismo y la violencia, lo que debe ser sancionado por la Ley Orgánica y el código Penal”, detallaron.

A su vez los alumnos que representan a sus compañeros en el CU se deslindaron y repudiaron los actos  de violencia que encabezó Israel Reyes.

Los consejeros alumnos también condenaron el actuar de los integrantes de la FEUM, David Ramírez Fabián, vicepresidente, José Armando Mejía Campos, secretario general y Alán Dupré Ramírez, secretario ejecutivo, a quienes identificaron como los ejecutores de la apertura violenta de uno de los accesos a Los Belenes, durante la sesión extraordinaria.

La irrupción violenta de decenas de sindicalizados y estudiantes se dio al momento de la votación de la terna, integrada por Iván Martínez Duncker, director del Centro de Investigación Dinámica Celular, Lorena Loyola, directora de la Facultad de Diseño y Gustavo Urquiza, secretario académico. La sesión extraordinaria fue suspendida hasta nuevo aviso.

Por