Por Leticia Villaseñor

Cuernavaca, Mor., 16 de diciembre.- “Cuando llegué como gobernador, la delincuencia me sentenció: o plomo o plata… pues ni plomo ni plata”, declaró el mandatario Graco Ramírez durante la entrega de equipo táctico para la Comisión Estatal de Seguridad Pública.

El titular del Ejecutivo estatal admitió que por “hablador” prometió que en año y medio acabaría con la delincuencia en la entidad, pero que le llevó tres años formar una nueva policía por ello tomó el control de las policías municipales que eran el eslabón más débil ante la delincuencia.

Durante el acto, Eduardo Maigre de Pineda, integrante de los Comité de Vigilancia Vecinal (Convive) urgió a la vinculación estrecha entre la sociedad y la autoridad, la gente no confía en sus gobiernos porque éstos son totalmente ajenos a las necesidades de la sociedad.

El gobernador reviró y dijo: “este señor me criticó por más de dos años para que diera resultados en el tiempo que prometí, (año y medio), por hablador, porque mis detractores de ahí se agarraron y me exigían ‘a ver cumple’. Señores calculé mal, me llevó tres años empezar una policía, otro año y medio el centro de Centro de Control, Comando, Comunicación, Cómputo y Calidad (C5) y en formar la academia de Policía”, justificó.

Recordó los casos de amenazas en contra de los alcaldes, como el caso del edil de Mazatepec, Jorge Toledo y el asesinato de la alcaldesa de Temixco en 2016, Gisela Mota. “Díganles que el pleito es conmigo no con ustedes”, y afirmó que los tiempos en que la seguridad eran asunto político se acabaron.

El gobernador exaltó la gestión de Jesús Alberto Capella Ibarra, responsable de Seguridad en la entidad, quien aseguró tajante no está vinculado a ningún grupo criminal, es que no les parece que tenga mano dura, ahondó.

Graco Ramírez aprovechó para expresar su rechazo contra la “amnistía a la delincuencia” que propuso el candidato presidencial de Morena, Andrés Manuel López Obrador. de forma muy irresponsable, calificó. La consecuencia de ello sería legitimizar la operación delictiva y rendirse a la delincuencia, sostuvo Graco Ramírez.

Por