Redacción SL

Cuernavaca, Mor.-  Desde marzo pasado la coordinadora de Protección Civil de Cuernavaca, Paola Hernández Vargas, advirtió que el puente colgante del Paseo Ribereño no podía ser utilizado ni reaperturado porque representaba un riesgo para los visitantes y personal que labora en el lugar.

Así lo consignó en su oficio fechado el 3 de marzo de 2022, dirigido al secretario de Desarrollo Sustentable y Servicios Públicos, Pablo Aguilar Ochoa, pero nadie le hizo caso.

El resultado fue el desplome del puente colgante en el cual resultaron heridas, tres de los cuales continuaban hospitalizadas hasta la tarde del miércoles.

En su oficio la coordinadora de PC informa que el puente requiere reforzamiento de sus tensores que sirven como soporte, así como la implementación o colocación de cinta antiderrapante en el piso de madera.

El oficio con número de folio SDSySP/014/2022 también expone que es necesario la reparación y aplanado del acueducto que conduce a la salida del Paseo Ribereño por la calle Carlos Cuaglia, debido al desprendimiento que representa, pero nuevamente nadie hizo caso y sucedió la tragedia.   

Por