“Que la sangre de mi hija no sea en vano”: madre de Gisela

Por Antonella Ladino

Cuernavaca, Mor., 4 de enero.- Juana Ocampo Domínguez, madre de Gisela Raquel Mota Ocampo,  alcaldesa de Temixco asesinada el pasado sábado, exigió justicia y solicitó a las autoridades estatales que el crimen no quede impune como tantos otros.

Durante el homenaje que se realizó en el Congreso local, Ocampo Díaz dijo que fueron 15 delincuentes encapuchados que ingresaron a su domicilio para terminar con la vida de Gisela Mota, los malhechores agredieron a los niños y adultos que se encontraban dentro de su hogar.

Pero los delincuentes iban con el propósito de asesinar a Gisela, que se encontraba en su habitación cuando éstos ingresaron, la sacaron de su cama, la llevaron hasta la sala y le quitaron la vida, relató su madre.

Sin embargo, dijo, “nosotros no tenemos miedo porque no le debemos a  nadie, el día del asesinato supliqué que no le hicieran daño a mi hija pero  ella entregó su vida por salvar a los integrantes de la familia”, dijo.

Espero que la sangre de mi hija no sea en vano y que verdaderamente se haga justicia, pidió, en el estado de Morelos se terminé con toda la delincuencia incluso dentro de las mismas corporaciones policiacas.

Aunque, dijo, no creo en las promesas,  no quiero que las autoridades me prometan que buscarán y castigarán a los asesinos, quiero que lo cumplan, que sean hechos y no palabras, además pidió que los alcaldes municipales tengan más seguridad ya que su hija nunca la tuvo.

Durante su discurso, la madre de la alcaldesa dijo que el pueblo de Temixco y la familia “estamos desechos y exigimos justicia porque así como a ella la sacrificaron mañana será otro de nosotros o cualquier otra mujer.

“Gisela Raquel Mota Ocampo está entre nosotros y perdurará para siempre porque fue una mujer trabajadora, incansable y luchadora por lograr la igualdad sustantiva entre hombres y mujeres, por eso espero que la sangre de mi hija, que fue esparcida en la sala de mi casa, no quede impune.

Frente de mí le cortaron la vida a mi hija, en mi propia casa. Fue un grupo de hombres encapuchados sin rostro físico pero con el rostro de la maldad quienes le quienes le arrebataron la vida a Gisela, sin embargo como dijo Mahatma Gandhi, si seguimos la ley de ojo por ojo todos quedaríamos ciegos”, añadió.

Hizo un llamado a la sociedad, “como humanidad hagamos conciencia de recuperar los valores a la vida a los derechos universales, los derechos de las  madres, pidamos justicia para que sirva de luz y motivo a la sociedad y no atemorizarse y que en comunidad nos solidaricemos y movamos las fibras del ser humano a trabajar por la paz.

Durante el homenaje estuvieron presentes Hortencia Figueroa Peralta, presidenta de la junta Política y de Gobierno, así como la presidenta del Instituto Morelense de Procesos Electorales y Participación Ciudadana (Impepac) Ana Isabel León Trueba, diversas organizaciones, entre otras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El tiempo se ha agotado, debes dar refresh para cargar de nuevo