Por Leticia Villaseñor

CUERNAVACA, Mor., 31 de julio.- A un año de la muerte de Martha Ketchum, ex directora del extinto Instituto de Cultura de Morelos, familiares, amigos, trabajadores y ex trabajadores se dieron cita, en punto del mediodía en la Catedral  de Cuernavaca para una misa en su honor.

La madre de la maestra, Martha Mejía, su hermana Lucía Ketchum y el hijo mayor de la ex directora, agradecieron a los presentes por su presencia, al término del servicio religioso. Asimismo, se develó una placa en su honor, ubicada enfrente de la catedral, a unos pasos del restaurante Alondra, junto a otra placa puesta debajo de un árbol, en honor a su marido Adolfo Aguilar Zínser.

Wilberth Azcorra, artista plástico, compartió el poema «Danza de luz», que escribió cuando Ketchum Mejía estaba convaleciente, así como el póstumo «Martha»: Más temprano que tarde, antes de lo previsto, regalaste en amores, tiempo, mezcal y flores, hasta que te fuiste allá con luz del alba. «Martha es uno de los seres humanos que no debió irse tan pronto», lamentó el artista.

La cantante Estela Barona, quien cantó durante la misa y la pequeña ceremonia de la develación de la placa, dijo que a pesar de la ausencia «Martha nos sigue reuniendo, estamos aquí por el amor que le teníamos. Ella hizo mucho por el arte en Morelos, se preocupó por todos los sectores y es una pena que su labor simplemente haya desaparecido por las malas decisiones de la administración actual».

Martha Ketchup fue directora del Instituto de Cultura de Morelos durante el sexenio panista de Marco Adame, del año 2006 a 2012. A tan sólo un año de culminar su gestión murió a consecuencia de cáncer.

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El tiempo se ha agotado, debes dar refresh para cargar de nuevo