Revisarán colonias de Cuernavaca con más violencia hacia mujeres

Redacción SL

Cuernavaca, Mor.-  La directora del Instituto de las Mujeres de Cuernavaca, Lorena Castillo Castillo señaló que una las premisas del nuevo gobierno municipal para atender la Alerta de Violencia de Género (AVG) será poner a la vista los programas de atención y erradicación de la violencia desde la prevención y la promoción de entornos saludables.

Aunque no ofreció detalles de los programas que va a implementar esta administración, aseguró que se atenderá la violencia sexual, física y emocional. Además, realizarán un diagnóstico para saber cuáles son las colonias de mayor índice de violencia hacia la mujer para dar continuidad a las caminatas exploratorias.

Castillo Castillo dijo que no cuenta con datos exactos sobre cómo se encuentra Cuernavaca en cuanto a la violencia de género. Sin embargo, señaló que se requiere atención urgente e inmediata y esta violencia se debe atender de manera coordinada con la sociedad.

En entrevista previo a la instalación de la Comisión de Igualdad de Género afirmó que este diagnóstico se realizará dentro de los primeros cien días de gobierno del alcalde José Luis Urióstegui Salgado con acciones inmediatas en la promoción y prevención de entorno saludables con una perspectiva de bienestar integral de la mujer.

La directora del Instituto dijo que habrá seguimiento a las denuncias que se presentaron en la pasada administración por violencia de género.

El pasado 25 de noviembre en el marco del Día Internacional de la eliminación de la violencia contra la mujer, la asociación civil “Mujer Nunca Permitas” denunció que a raíz de la pandemia de Covid-19 la violencia hacia las mujeres se incrementó, principalmente la violencia psicológica, física y digital.

La presidenta de la asociación civil “Mujer Nunca Permitas”, Isela Chávez Cardoso señaló que los principales agresores son esposos, compañeros de trabajo y otros familiares.

Dijo que en las oficinas de la asociación civil todos los días reciben hasta cinco mujeres que sufren violencia física, psicológica y digital pero son pocos casos los que se denuncian por miedo a la revictimización y la falta de credibilidad por parte de los funcionarios.