Por la Redacción

Cuernavaca, Mor., 7 de enero.- José Antonio Meade Kuribreña, titular federal de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), informó que Morelos presenta avances importantes en la reducción de indicadores de pobreza, entre los que destacan el acceso a la salud, la alimentación y la educación.

Así lo expresó esta mañana en presencia del gobernador Graco Ramírez Garrido, con quien encabezó la reunión del Sistema Estatal Sin Hambre, donde se presentó un diagnóstico de la pobreza durante el periodo 2012-2014.

El diagnóstico contiene la medición de carencias: en educación, acceso a los servicios de salud, acceso a la seguridad social, calidad y espacios en la vivienda, acceso los servicios básicos de vivienda, así como el acceso a la alimentación.

De acuerdo al reporte, en 2012 la inseguridad alimentaria moderada era de 18.71 por ciento, y en 2014 se redujo a 15.06; en cambio la seguridad alimentaria aumentó del 44.31 por ciento en 2012 al 48.06 por ciento en 2014.

El indicador de salud también sufrió cambios satisfactorios, debido a que en 2012, el 43.95 de la población recibía atención médica por medio del Seguro Popular, cifra que en 2014 creció al 53.21 por ciento. El resto de los morelenses es derechohabiente del IMSS, ISSSTE o la SEDENA.

Otra reducción importante se presenta en el rezago educativo, mientras que en 2012 se reportó que el 11.18 por ciento de personas de entre 3 y 15 años de edad que no asistía a la escuela, para el año 2014 el porcentaje disminuyó a 8.46 por ciento, de acuerdo al informe presentado hoy.

“Hace apenas seis años sólo 299 mil morelenses vivían en un entorno en donde ejercían a plenitud todos sus derechos, hoy son 418 mil, un incremento muy importante en un periodo breve”, dijo el funcionario federal.

“Podemos estar de acuerdo en que la Cruzada Sin Hambre es un primer piso de la equidad social, mexicanas y mexicanos y sobre todo niños con hambre, no tienen destino, no tienen posibilidades de acceder a la educación, no tienen posibilidades de tener un horizonte de salud, no tienen posibilidades de una vida laboral suficientemente reconocida, el hambre o la falta de comida también nos da un horizonte muy mal para la salud”, declaró el gobernador Graco Ramírez.

 

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El tiempo se ha agotado, debes dar refresh para cargar de nuevo