Se vuelca pueblo en adiós a Joan Sebastian

Por Leticia Villaseñor

CUERNAVACA, Mor., 15 de julio.- “Si José Manuel hubiera seguido en el seminario, hubiera llegado a obispo e incluso a Papa”, dijo durante la homilía de cuerpo presente el párroco Luis Millán sobre el cantatutor Joan Sebastian.

En punto de las 11:00 horas, la nave principal de la catedral de Cuernavaca estaba colmada, al igual que el atrio y sus jardines.

A las 11:30 llegaron los familiares más cercanos del ídolo, José Manuel y Julián, sus hijos, lo que provocó que los cientos de fanáticos se arremolinaran para ver, aunque fuera por un segundo, el féretro del poeta del pueblo.

Al mediodía se escuchó por el sonido local de la catedral “Juliantla”, composición hecha himno por Joan Sebastian a la localidad guerrerense, de donde era originario.

“Más allá del sol” fue coreada por el grueso de los asistentes y así dio inicio el oficio religioso, entre porras, empujones y discusiones con el cuerpo de seguridad conformado en su mayoría por religiosas y jóvenes de alguna agrupación católica.

El cuerpo fue dispuesto en el altar y una fotografía de gran formato del cantante flanqueó el ataúd con un solo arreglo floral.

“La vida de José Manuel, ambos nombres emblemáticos cristianos, fue luminosa; a todos nos dio gusto escuchar aquí sus canciones”, admitió el párroco durante su sermón.

Anheló que el canto del guerrerense se una al de sus padres Marcos y Celia, al igual que sus hijos Trigo y Sebastián, y cerró con “Dios con él, dios con todos para vivir en paz”, al tiempo que dedicó palabras reconfortantes para sus deudos quienes ocultaron todo el tiempo sus rostros tras gafas oscuras.

Al terminar la misa, Federico Figueroa, hermano  del astro, colocó un ramo de flores que una fanática le dio en representación de todo el público que no pudo entrar. “Fede, llévale este ramo a tu hermano y dile que su gente lo ama”.

A la salida del cortejo, hubo desmanes por la gente que ansiaba acercarse al ataúd. Las jardineras del pasillo central del atrio, en dirección a la reja principal se vencieron y varias personas cayeron. Crisis nerviosas y una mujer con el pie fracturado fue el saldo.

Las columnas que detenían las rejas pequeñas de las jardineras, originarias del año 1527, sufrieron daños severos en su estructura.

En tanto, miles ya se dirigían hacia las calles de Hidalgo y Rayón, en el primer cuadro de la ciudad, por donde andaría el cortejo.

La carroza, escoltada por familiares, dio una vuelta al zócalo entre gente que coreaba sus canciones, porras, confeti y flores que arrojaron al paso.

El cortejo se dirigió entonces al sur de la ciudad, para partir rumbo al municipio de Taxco de Alarcón, donde, alrededor de las 16:00 horas se efectuará una cabalgata con los ejemplares equinos, propiedad del cantautor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El tiempo se ha agotado, debes dar refresh para cargar de nuevo