“Tengo una bebita”, suplicó por su vida a ministeriales

Un video divulgado en redes sociales revela el momento en que una mujer menor de edad, presunta integrante de una célula delictiva que operaba en el sur de Morelos, suplica por su vida a elementos de la Agencia de Investigación Criminal, quienes momentos antes habían matado a uno de sus acompañantes y lesionado a dos más. “Tengo una bebita”, dijo llorando. 

El presunto enfrentamiento entre agentes de investigación criminal de la fiscalía estatal, con un grupo de jóvenes pistoleros identificados con el cartel de “El Señorón”, ocurrió al medio día de ayer martes en el municipio de Miacatlán. La versión oficial es que los policías al circular sobre la carretera Alpuyeca-Grutas, un vehículo obscuro con cuatro tripulantes armados se le emparejó y aceleró para rebasarlos y a pesar de marcarles el alto siguieron e inició la persecución que terminó con un presunto sicario muerto a tiros y tres más lesionados, entre ellos la mujer de 17 años de edad. 

En un primer video, al parecer grabado por un policía ministerial en el lugar de los hechos, se observa como dos presuntos sicarios se encuentran lesionados de bala en el piso y se escuchan quejidos por el dolor del plomo, a un costado de la camioneta donde viajaban. Uno más, el conductor, está muerto y en el asiento de atrás, una mujer llora por el temor a ser asesinada por los elementos policiacos que se dan indicaciones. 

-La voy a sacar.

-No le tomes fotos, todavía.     

-Tengo una bebita, suplica la mujer con sangre en el cuerpo y con, al parecer, una lesión en el brazo izquierdo. 

Un segundo video da pistas sobre cómo fue la conclusión de la persecución, en donde, si los hubo, los presuntos sicarios no disparan y en cambio los policías ministeriales accionan sus armas en dos ocasiones contra los cuatro tripulantes de la camioneta que se había ya impactado en una esquina de una propiedad. 

El video fue grabado a una distancia de aproximadamente 15 metros, pero se puede escuchar y observar las siluetas de los ministeriales que rodean la camioneta de los jóvenes presuntamente sicarios y vendedores de droga, y gritan hasta que se escuchan dos disparos. Él ciudadano que grabó el video incluso expresa: “Ya lo mataron”. 

Los ministeriales entran en pánico y de pronto se gritan para cuidarse las espaldas y corren a mirar a las calles para saber sino vienen mas sicarios y dejan a sólo uno de sus compañeros con los heridos.  

-¡No te muevas hijo de tu puta madre o te va cargar la verga!  grita el ministerial.