Redacción SL
Cuernavaca, Mor.- Para visibilizar la violencia de género, sexual y psicológica que sufren diariamente los estudiantes de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM), este día colocaron “tendederos” en las diferentes facultades en los que escribieron mensajes como “La UAEM encubre acosadores, tanto profesores como estudiantes”.
A un costado de la facultad de Derecho y Ciencias Sociales colocaron varias hojas en las que se leían diferentes mensajes, como “Diego Luevano es un acosador”, “René Valdez es misógino y machista” y “docente Onasis Cacique invalida la participación de las compañeras y hace comentarios misóginos”.
Además de esas frases que fueron expuestas de manera pública en las instalaciones del campus Chamilpa, una de las víctimas que reservó el anonimato dijo que al interior de las aulas sufren acoso por parte de los profesores en el sentido de que pueden tener mejores calificaciones a cambio de favores sexuales, pero también hacen comentarios sobre su cuerpo.
Mujeres del colectivo “Morras contra la violencia institucional” acompañaron a las alumnas en la manifestación y desde el edificio de Rectoría denunciaron que la máxima casa de estudios protege a los agresores en una cadena de complicidad entre autoridades educativas y facultades.
Señalaron que la UAEM finge realizar acciones para la prevención, atención y sanción de la violencia de género, y a pesar de que cuenta con la Unidad de Atención a Víctimas de la Violencia los proceso por denuncias de acoso no se investigan de manera adecuada, hay omisiones y como autoridades son negligentes.
El rector Gustavo Urquiza Beltrán -dijeron- intenta proyectar al exterior una imagen política adecuada, pero es omiso en atender el problema de la violencia hacia las mujeres y, aunque, ante medios de comunicación afirma que no hay tolerancia a la violencia de género en los hechos actúa de forma omisa y privilegia la seguridad de los agresores.
Un ejemplo es que simula despedir a los catedráticos que han sido señalados de acoso sexual por parte de las alumnas, pero siguen con sus actividades en la UAEM, afirmaron.
Abril, una de las alumnas señaló que en 2015 fue víctima de abuso sexual por parte de dos profesores del centro de investigación de Biodiversidad y Conservación y cuando intentó interponer su denuncia en la Procuraduría de Derechos Académicos de la UAEM las autoridades educativas avisaron al presunto agresor.
En 2019 acudió a Rectoría a reforzar la denuncia con más pruebas y no tuvo éxito. En 2020 hizo lo propio en la Unidad de Atención a Víctimas de la UAEM y en la FEUM, sin éxito.
Dijo que a la fecha no ha recibido un solo informe por parte de las autoridades sobre el estado que guarda su denuncia y los profesores siguen activos. Además, sin su consentimiento la han presentado en varios eventos como un caso de éxito, cuando ni siquiera hay avances.
Las alumnas exigieron a la UAEM convocar de manera extraordinaria a la sesión de Consejo Universitario para abordar estos temas y fijaron un plazo de tres días para ofrecer una respuesta, de lo contrario realizarán otras acciones.

Por