Cuernavaca, Mor., 17 de agosto.- En el centro de esta ciudad hay por lo menos 200 personas en situación de calle y de ellas al menos el 50 por ciento ha manifestado su desinterés en recibir la vacunación contra el Covid-19.

Así lo confirmó el obispo de la iglesia católica antigua del Río de la Plata, Alfonso Leija Salas quien señaló que este censo se pudo obtener porque desde que empezó la pandemia de Covid-19 es el número de personas que asiste al comedor “El Farolito”.

Aunque no todas las personas viven en las calles, dijo que la mayoría aseguró que no cuenta con un hogar propio donde pernoctar o tomar sus alimentos. Además, por la emergencia sanitaria varias personas se quedaron sin empleo.

Lo anterior lo declaró tras asistir al Ayuntamiento de Cuernavaca, donde se aplicó la vacuna contra el Covid-19 del biológico Cansino a unas 54 personas en situación de calle.

Al respecto, el secretario de Turismo y Desarrollo Económico de Cuernavaca, Andrés Remis Martínez refirió que la aplicación se llevó a cabo a petición del delegado del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Miguel Ángel Van-Dick Puga quien solicitó el espacio porque ya tenían el padrón de personas.

Por