Por la Redacción

Cuernavaca, Mor., 4 de abril.- “Aquí inicia un gran sueño”, expresó con profunda emoción el diputado federal Javier Bolaños luego de registrarse como candidato del Partido Acción Nacional (PAN) y Movimiento Ciudadano (MC) a la presidencia municipal de Cuernavaca ante el Consejo Municipal Electoral.

Bolaños Aguilar agradeció  la presencia de miles de militantes y simpatizantes panistas y de MC que acudieron a acompañarlo en su registro este día, así como la asistencia del dirigente nacional del PAN, Damián Zepeda, el coordinador de los diputados federales Marko Cortés, y una docena más de sus homólogos en la Cámara de diputados.

Después de cumplir con su registro, Javier Bolaños propuso pasar de la queja a la acción “porque así como a ustedes, a mí me molesta que pasen cosas en la ciudad y nadie saque la cara por Cuernavaca”.

El ahora candidato a la alcaldía capitalina compartió su indignación por la inseguridad que existe en la ciudad, pues a plena luz del día han sido asesinados un empresario, un estudiante  y un catedrático  y simplemente, la autoridad municipal se escuda diciendo que el asunto de la seguridad no le corresponde, a pesar de que su primera  responsabilidad es la de prevención  del delito.

Bolaños dijo estar consciente de que miles de ciudadanos no están a gusto con la ciudad “que nos están entregando, a ustedes como a mí me molesta que a Cuernavaca la llamen de nuevo Cuernavaches, o  que las calles se encuentren destrozadas por falta de mantenimiento y las luminarias apagadas”.

Especial mención mereció la condición del Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de Cuernavaca (SAPAC), al que dijo, lo han saqueado y  quebrado, aunque lamentablemente quienes están pagando los “platos rotos”, son las miles de familias que no tienen abasto de agua potable en sus casas.

Reprochó la altísima deuda pública que tiene hoy Cuernavaca y que ronda por los mil 500 mdp, pese a que en el año 2009 cuando entregó la administración el último gobierno emanado del PAN, la deuda era un poco mayor a los 100 mdp.

Ante todos estos problemas, Javier Bolaños puntualizó que no está dispuesto a mantenerse impávido por lo que aquí inicia un gran sueño: el de recuperar Cuernavaca.

Aclaró que por ahora debido a que la ley se lo impide, no está en condiciones de expresar sus propuestas, lo que sí pidió que se diga “es que aquí se está incubando el gran proyecto de Cuernavaca, que aquí se están incubando las respuestas que la gente está esperando, que aquí las soluciones profesiones y nunca populistas, están tomando forma para ponerlas a disposición de la gente”.

Precisó que el proyecto que encabeza apoyado por el PAN y MC, tiene el objetivo de trascender a los partidos políticos, porque las puertas están abiertas para quienes pertenecen a otros partidos o  para los que no creen en los partidos, “porque este es un proyecto de los ciudadanos que amamos a Cuernavaca”.

Por