Redacción SL

Cuernavaca, Mor., 31 de marzo.- El ciudadano italo-español, Alberto Villani Olivares de 37 años de edad, encontrado muerto en el municipio de Tlaltizapán, Morelos, el pasado 20 de marzo, contaba con antecedentes penales. Así lo hicieron saber las autoridades consulares del país de “la bota” a la Fiscalía General del Estado.

El italiano, según la versión oficial, llegó a México el pasado 24 de febrero con visa de turista y se dirigió directamente a tierras morelenses.

La prensa italiana dio a conocer el asesinato de su ciudadano, el pasado jueves, en el cual expusieron que Villani Olivares tuvo contacto con su pareja Corina Astrid Rodríguez, quien declaró que el día 20 de marzo el occiso se encontró en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México donde acudió a canjear dinero en una casa de cambio.

También dijo que el occiso se comunicaría con ella, luego de instalarse en un hotel ubicado en la ciudad de Cuautla, al oriente de Morelos, pero no volvió a tener contacto con él.

El pasado 20 de marzo, día en que Astrid Rodríguez perdió contacto con la víctima, fue localizado el cuerpo de un hombre sobre la carretera Temilpa-San Rafael, del municipio de Tlaltizapán; el cadáver estaba envuelto en bolsas plásticas y con impactos de arma de fuego. Extraoficialmente se sabe que fue dejado un mensaje junto a los restos.

La Fiscalía identificó a la víctima y estableció contacto con las autoridades de aquel país, quienes confirmaron que se trataba de Alberto Villani Olivares, de origen español y avecindado en Italia; contaba con ambas nacionalidades.

También tuvo contacto con los familiares a quienes informó sobre el asesinato pero no ha tenido oportunidad de trasladarse a nuestro país por lo que la dependencia estatal y las consulares coordinarán el trabajo para la repatriación del cuerpo.

De acuerdo con las investigaciones iniciadas por la Fiscalía General del Estado, Villani Olivares desarrollaba actividades ilícitas, y cuenta con líneas de investigación para esclarecer los hechos en donde este hombre lamentablemente perdiera la vida.

Por