Por Antonella Ladino

Cuernavaca, Mor., 6 de noviembre.- Cuauhtémoc Blanco, alcalde de Cuernavaca, abandonó el evento oficial del Día Internacional de la Erradicación de la Violencia Contra la Mujer cuando la presidenta estatal del DIF, Elena Cepeda, afirmó que aquellos servidores públicos con antecedentes de violencia contra la mujer deberían ofrecer disculpas públicas.

Ese reconocimiento era necesario, expuso la titular del DIF Morelos, para plasmar la huella de su mano en un mural contra la no violencia hacia las mujeres. “Solo podrán participar aquellas personas que nunca hayan golpeado a una mujer, que nunca hayan abusado de una mujer, a menos que pidan una disculpa pública”, dijo Elena Cepeda.

La solicitud no fue atendida por el Cuau y en cuestión de minutos abandonó el salón Bicentenario del palacio de gobierno, donde se llevó a cabo el acto oficial.

Después declaró que acudió porque es un tema importante, porque le interesa, por educación y porque lo invitaron pero principalmente porque quería conocer el palacio de gobierno.

Más tarde el gobierno municipal emitió un comunicado de prensa para justificar la salida abrupta de Blanco Bravo.

“Hubo una falta de respeto muy marcada al protocolo del evento, ya que en ningún momento se mencionó el nombre del Alcalde, ni hubo la presentación de los representantes de los municipios que participarán en estos esfuerzos.

“Por tal motivo y ante la lamentable postura de protagonismo de quienes encabezaron dicho evento, el edil tomó la determinación de retirarse del lugar al concluir la presentación de la agenda antes mencionada”, citó la presidencia municipal.

Por