Por Leticia Villaseñor

Zacatepec, Mor., 26 de abril.- El alcalde con licencia de Tlaquiltenago, Enrique Alonso Plascencia, quien aspira a una diputación federal de forma independiente, fue detenido en Zacatepec y al parecer trasladado al penal de Jojutla por el delito de homicidio.

Alonso Plascencia ha sido señalado por sus presuntos nexos con la delincuencia organizada por el propio gobernador de Morelos, Graco Ramírez, quien en enero de 2016 acusó que el alcalde con licencia tiene antecedentes penales por trata de personas y consideró que su desacato a la aplicación del Mando Único en su municipio se debió a su presunta cercanía con el crimen organizado.

“La información que tenemos de su conducta obedece a que expresamente él ha sido el conducto de un importante líder de un cártel, el de Los Rojos, que ha intentado negociar con los presidentes municipales de que se quite este modelo de policías y que ellos puedan retomar lo que tuvieron en sus manos”, declaró.

El comisionado de Seguridad, Alberto Capella Ibarra, reveló hace un año ante diputados locales que tenía denuncias sobre el sometimiento de Santiago Mazari “El Carrete” a varios ediles y que incluso los alcaldes entregaban cuotas de 200 mil pesos al Cártel de Los Rojos.

En marzo pasado, un diario de circulación nacional publicó que ocho alcaldes de la zona surponiente son controlados por “El Carrete”, según las testimoniales de dos detenidos, integrantes de su célula criminal.

 

Los alcaldes señalados fueron el entonces perredista Enrique Alonso, de Tlaquiltenango; Jorge Toledo, del Partido Humanista de Mazatepec; el panista César Augusto Franco, de Coatlán del Río; los priístas Alberto Sánchez, de Xochitepec; David Salazar, de Tlaltizapán; Jorge Miranda, de Amacuzac; Francisco León, de Miacatlán, y Dulce Medina, de Puente de Ixtla. También incluyó a Francisco Salinas, de Zacatepec, amigo muy cercano a Alonso Plascencia; Jesús Alfonso Sotelo, de Jojutla, ambos del PSD, y Luz Dary Quevedo, alcaldesa de Tetecala por Movimiento Ciudadano.

Uno de los  detenidos, ahora testigo protegido, declaró que el 19 de febrero de 2016 el cantante Julión Álvarez ofreció un concierto en Tlaquiltenango. En medio del jolgorio, el entonces recién electo edil Enrique Alonso, ya había hecho un pacto con la gente de “El Carrete”, que consistía en  pagarle el financiamiento de su campaña, que presuntamente ascendió a un millón de pesos, con cobros de piso mensuales y hasta compra de armas para el grupo delincuencial.

De acuerdo con la carpeta de investigación, el alcalde de Tlaquiltenango se encontró con Alberto Flores Patiño y/o Humberto Leonardo Flores Campuzano “El Beto” o “El Flaco”, quien fue mano derecha de Mazari y encargado de una célula de la organización criminal en el bar “People” en Jojutla.

Simpatizantes de Enrique Alonso que logró ser candidato por l avía independiente, protestan a las afueras del penal de Jojutla, donde presumen se encuentra su candidato.

Por