Por Antonella Ladino

Cuernavaca, Mor., 15 de enero.-  El coordinador de la iniciativa ciudadana “Ahora”, Emilio Álvarez Icaza, declaró que la negación que tuvo el exsacerdote Antonio Sandoval Tajonar, para contender por la gubernatura por la vía independiente, es un acto de discriminación, porque la Constitución Mexicana establece que toda autoridad tiene que tutelar los derechos humanos.

El ex ombudsman de la Ciudad de México, ofreció una plática, en una escuela privada, con el foro denominado “Derechos Humanos y Políticos: caso Toño Sandoval”, en el cual precisó que dentro de los derechos humanos hay un presente fundamental relacionado con los derechos políticos, y una parte central de este es el derecho a votar y ser votado y que sus derechos se puedan ejercer en condiciones de igualdad y no discriminación.

Dijo que el caso de Antonio Sandoval va a permitir acelerar un proceso de armonización y que la reforma Constitucional de derechos humanos, en su artículo uno establece una condición de armonización de ejercicio de derechos humanos, que permita superar ese viejo concepto que existía de garantías individuales, el concepto rector que existía en la constitución antes de 2011 era la noción de las garantías individuales donde se estableció la noción diferenciada de garantías y derechos.

Refirió que todas las autoridades, judiciales, electorales y administrativas están obligadas a defender los derechos humanos por lo que consideró hay necesidad de revisar la norma y desde la iniciativa “Ahora”, dijo, revisarán y acompañarán en el caso al exministro de culto Antonio Sandoval luego de que el Instituto Morelense de Procesos Electorales y Participación Ciudadana (Impepac), dio revés por incumplir con los requisitos de elegibilidad al no haberse separado cinco años del culto religioso, conforme a lo que establece la Ley de Asociaciones Religiosas y Culto Público.

“Estamos revisando y acompañando este caso, analizamos la pertinencia de acudir, si no hubiera respuesta en las instancias mexicanas, a las instancias internacionales como poder solicitar una medida cautelar ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos la cual se otorga cuando existen los tres principios de gravedad, irreparabilidad y urgencia.

De acuerdo con Álvarez Icaza en el caso de Toño Sandoval los tres principios se cumplen, es irreparable en caso de que no pudiera llegar a la gubernatura, urgente porque es inminente lo que está por venir y grave porque lo que ahí se juega tiene que ver no solo con el ejercicio de los derechos de una persona a votar y ser votado, sino por lo que representa en términos del posible ejercicio de votar de otras personas; que pudiera llegar a la boleta un nombre como el de Antonio Sandoval que permita ayudar para que la ciudadanía pueda optar por esa opción para recomponer el tejido social de Morelos.

Por