Redacción SL
Cuernavaca, Mor.- El embajador de Estados Unidos en México, Ken Salazar afirmó que es necesario trabajar en la estrategia de seguridad para poder recuperar la afluencia de turistas y de estudiantes norteamericanos, porque aseguró que los números están muy abajo.
Al concluir su reunión con el obispo de la Diócesis de Cuernavaca, Ramón Castro Castro, dijo que los números de estudiantes y turistas que llegan a Morelos “están bien abajo” por el tema de seguridad y como ejemplo señaló que actualmente hay 13 mil mexicanos estudiando en Estados Unidos en comparación con los 350 mil de origen chino.
“Lo digo como es la verdad, es difícil, no estamos donde deberíamos estar, la seguridad no está en Morelos; hay un trabajo muy grande y con eso se van a componer esas estadísticas”, sostuvo en su encuentro con medios de comunicación, en el atrio de la catedral de Cuernavaca, junto con el obispo y secretario de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM).
Puntualizó que un tema central que se abordó en su reunión con el gobernador Cuauhtémoc Blanco Bravo fue el asesinato de los dos sacerdotes jesuitas hace un mes en Chihuahua y señaló que en México hay 12 mil sacerdotes que dan la vida y se sacrifican por tratar de ayudar al pueblo.
Antes el embajador se reunió con el gobernador Cuauhtémoc Blanco y, de acuerdo con la versión gubernamental, en el encuentro se planteó la cooperación entre ambas partes para unir esfuerzos y mantener una buena relación entre Morelos y Estados Unidos; además abordaron temas Economía, Tratado de Libre Comercio (TLC), y en este sentido, la cadena de suministro, medicamentos y apoyo en el desarrollo de los mismos, Energías renovables y Cambio climático.
En el rubro de Seguridad se determinó realizar un trabajo colaborativo, mientras que, en materia de Educación y Cultura dialogaron sobre la historia de los dos países y la posibilidad de concretar intercambios para que estudiantes de la entidad viajen a la Unión Americana y viceversa.
El diplomático estadounidense confirmó más tarde que su país apoyará al gobierno estatal con recursos para combatir la situación de inseguridad, al considerar que el asunto es “cosa sería” y difícil, por eso se trabaja de manera coordinada.
“Tenemos buen trabajo y trabajo respetuoso con el presidente de la República Andrés Manuel López Obrador, desde octubre estamos trabajando en el marco de seguridad del Bicentenario y estamos teniendo éxito, pero tenemos que tener más éxito y por eso estos viajes que estoy haciendo entendiendo más la realidad de los estados, me estoy enfermando hasta más y tengo esperanza buena”, dijo.
Otro problema, indicó, es la migración y el crimen organizado que ahora organizan caravanas de distintos lugares, llegan a México y cruzan la frontera de Estados Unidos, por lo que se trabajará más para quebrar estas redes criminales que existen y, en su opinión, traen tanto dolor al corredor de migrantes.
“La manera que lo veo y que se ha discutido con los presidentes y colegas de Estados Unidos es que se tienen que hacer varias cosas, primero crear esperanza en los lugares de origen como Guatemala y Honduras, así como en el gobierno del presidente López Obrador con el programa Sembrando vidas y creando trabajos eso lo está haciendo y estamos empujando con la inversión para asegurar que la gente tenga esperanza en sus lugares de origen. Hay países muy difíciles como Nicaragua y Venezuela, donde hay tanta inseguridad”, precisó.
Ken Salazar señaló que en la actualidad hay un flujo de migrantes que nunca se había visto en la historia de las naciones y los migrantes que llegan al corredor tan doloroso vienen de lugares donde no están funcionando sus gobiernos, como Nicaragua y Venezuela, de donde están saliendo miles y miles por día porque no hay esperanza y porque sus gobiernos están fallando a su pueblo.
Por su parte el obispo Ramón Castro afirmó que la embajada de Estados Unidos está bien informada de la realidad de México, y en el encuentro solo confirmó algunos datos sobre la violencia en México y la realidad de la violencia en Morelos.

Por