Por Antonella Ladino

Cuernavaca, Mor., 27 de abril.-  A los 15 años, Gerardo Abarca cuestionaba ¿por qué el gobierno no pone en su agenda temas como la migración de mexicanos o rescatar a niños en situación de calle?

Ese tipo de preguntas surgieron luego de que tuvo la oportunidad de colaborar con la Asociación civil “Casa del Migrante” en Torreón, Coahuila, cuyo propósito es dar auxilio a las personas que buscan cruzar la frontera para conseguir el sueño americano.

Posteriormente replicó su labor en la Ciudad de México, en una casa hogar que se dedica a rescatar a niños en situación de calle, ahí no se resolvieron sus dudas pero si lo impulso para postularse como ayudante del poblado de Acapantzingo en 2015.

Gerardo Abarca Peña, ahora compite para buscar una diputación local por la vía independiente, por el segundo distrito que comprende los poblados Buena Vista del Monte, Santa María, Tetela del Monte, Tlaltenango, San Antón, Chipitlán, Amatitlán y Acapantzingo.

Gerardo es hijo de padres comerciantes, nació en Tlacotepec, Guerrero pero cuando tenía un año de nacido, sus padres se mudaron a Cuernavaca donde vive actualmente. Tiene 29 años y en diciembre pasado concluyó sus estudios en Ciencias políticas en la máxima casa de estudios.

Es amante del futbol y cuenta que a los seis años ingresó a una escuela donde pudo desarrollar sus habilidades en ese deporte; cuando cumplió 13 años representó al estado en la liga juvenil, dos años después fue invitado a jugar en un equipo pero en Torreón, Coahuila, y en sus ratos libres empezó a colaborar con la asociación “Casa del Migrante”.

Después, dice, se dio cuenta que ser jugador de balompié no era todo y regresó a la capital morelense para concluir sus estudios medio superior y superior. En 2015 sus compañeros de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM), lo postularon para el premio estatal de la juventud y ganó en la categoría de participación ciudadana.

“Y entonces se me ocurre participar por la ayudantía municipal para desarrollar más a fondo los proyectos, hicimos una campaña distinta y ofrecimos cursos de regularización; propusimos proyectos serios que hoy en día la mayoría los estamos cumpliendo” cuenta Gerardo Abarca.

Señala que prueba de ello es la rehabilitación que se hizo en el camellón ubicado sobre la avenida Ruiz Cortines, en Acapantzingo, que por años estuvo abandonado y era utilizado como basurero pero con una gestión del diputado federal, Matías Nazario ese espacio fue rehabilitado.

Durante su cargo al frente de la ayudantía también dice que realizó labores en el jardín de niños “Sertoma” en el cual se cambió la techumbre, la red hidráulica y se impermeabilizó.

Gerardo se registró el 4 de abril como candidato a diputado independiente, después de que recibió su constancia del Instituto Morelense de Procesos Electorales y Participación Ciudadana (Impepac), al cumplir con el número de firmas requeridas por el órgano electoral.

Antes de su registro fue invitado para afiliarse a Movimiento Ciudadano, Acción Nacional y al PRI, pero dice que no aceptó porque no coincide con sus viejas prácticas.

 

Aspiraciones: Hacer una política diferente.

“Estoy cansado de que digan todos son iguales, porque no es así, nos interesa marcar la diferencia como una generación distinta”, comenta.

Gerardo se considera de los nuevos jóvenes emprendedores, de la cultura del esfuerzo porque viene de padres comerciantes.

Y agrega: “No tengo ningún grupo de empresarios que esté atrás respaldándome, todo lo que hemos hecho ha sido a base de esfuerzos, es por eso que he decidido competir por la vía independiente, ya que esta vía no te condiciona tanto como los partidos. Es difícil porque no tienes la plataforma que significa un partido político, ni los recursos pero es una vía independiente que te permite desenvolverte”.

Por