Por Leticia Villaseñor

Cuernavaca, Mor., 29 de noviembre.- Los carriles confinados del Paso Exprés, del puente Palmira al fraccionamiento Tabachines, serán eliminados, anunció el presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción Morelos, Miguel Ángel Rojas Esquivel.

Ese tramo de aproximadamente un kilómetro de longitud comprende el área donde se formó el socavón, que en julio pasado cobró la vida de dos hombres. De entonces a la fecha la vialidad cerró sus carriles confinados, que van desde Chamilpa hasta Chipitlán, unos 14 kilómetros de largo.

Los carriles confinados a la altura de la entra da Palmira, unos 200 metros antes del lugar del socavón, fueron usados como bodega y estacionamiento de personal de la empresa Aldesa, responsable de la obra.

A esa altura, la entrada para la avenida Palmira resulta conflictiva ya que una serie de vallas anaranjadas plásticas fueron dispuestas para impedir la circulación por dos de los tres carriles para tránsito local, lo que forma un cuello de botella.

Rojas Esquivel señaló que la decisión de quitar los confinados a esa altura es para librar este tramo complejo, pero admitió que toda la obra sigue con irregularidades como la falta de señalización, la mala planeación de las salidas hacia las zonas urbanas, el rasgado que hicieron sobre el pavimento en la parte norte del Paso, lo que hace que los automotores se “jaloneen” pero hizo énfasis en que los conductores no respetan los límites de velocidad, lo que ocasiona sendos accidentes.

Por