Por Oswald Alonso

EMILIANO ZAPATA, Mor., 1 de diciembre.- El gobierno estatal retiró docenas de casetas metálicas donde se expendían alimentos frente al Hospital del Niño y el Adolescente lo que generó un enfrentamiento de la policía con los comerciantes dejando cuatro lesionados entre ellos dos mujeres y dos mujeres.

El retiro de los comercios improvisados de un predio localizado frente al nosocomio, ocurrió la tarde de este lunes cuando decenas de trabajadores del gobierno estatal apoyados por cientos de granaderos desprendieron con maquinaria pesada las estructuras que a decir de los comerciantes afectados las instaló el mismo ayuntamiento de Zapata a quien pagaban una cuota mensual por ocuparlas.

“los policías llegaron y a golpes nos desalojaron sin aviso, se llevaron nuestras pertenencias, mesas, sillas y nuestros productos, usted cree que es justo, ahora ¿qué vamos a hacer?”, cuestionó una mujer que vendía alimentos en una de las casetas.

1

Los trabajadores de gobierno estatal desprendieron con maquinaria las estructuras, subieron a camiones el mobiliario al igual que las mercancías, en tanto que los comerciantes fueron contenidos por granaderos. Por la noche, desesperados por recuperar sus mercancías los comerciantes lanzaron piedras a los policías justo cuando en camiones sacaban sus pertenencias y productos.

Durante el desalojo dos menores resultaron lesionados, lo que mereció su traslado al hospital de Temixco, en tanto que dos mujeres que intentaron evitar se llevaran sus mercancías recibieron golpes, una de ellas resulto descalabrada, también mereció su traslado a un hospital.

“Nos endeudamos con los productos que vendíamos ¿a dónde se llevan nuestras cosas?¿cuándo nos las van a regresar?¿quién se va hacer responsable de la perdida de nuestras cosas?”, gritó la comerciante Silvia a los policías.

Durante horas el acceso a los hospitales del Niño y el Adolescente y del ISSSTE, se vio interrumpido por policías.

Los comerciantes anunciaron movilizaciones este martes en el ayuntamiento para reclamar su ausencia en el desalojo y por el desalojo que calificaron como violento por parte de los elementos de seguridad.

El gobierno estatal no ha informado las razones del desalojo pero se conoce que además de que las casetas comerciales las instalaron en un predio propiedad privada, también no contaban con los permisos necesarios por parte de las autoridades de salud para expender alimentos.

2

 

 

 

 

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El tiempo se ha agotado, debes dar refresh para cargar de nuevo