Por Antonella Ladino

Cuernavaca, Mor., 17 de noviembre. – Cuando la procesión religiosa recorre las calles de Ixmiquilpan, estado de Hidalgo, los feligreses se descubren la cabeza como una forma de ofrendar al santo, contó Nicolás Hernández Nube.

Originario de Ixmiquilpan, Hidalgo, Nicolás viajó a Morelos con un grupo de estudiantes para participar en el V Encuentro Nacional de Cerería Nacional que realiza la Secretaría de Cultura del 17 al 19 de noviembre en el centro cultural Jardín Borda.

El evento reunirá a cereros de la Ciudad de México, del Estado de México, Jalisco, Guanajuato, Guerrero, Hidalgo, Michoacán, Morelos, Oaxaca, Puebla, Querétaro, Tlaxcala y Yucatán en un espacio de intercambio de conocimientos y rescate de tradiciones.

Durante el fin de semana Nicolás y sus aprendices realizarán ceras escamadas de diferentes formas y tamaños, además ofrecerá cursos y talleres de manera gratuita. Las ceras escamadas son velas con decoraciones de flores, ramos, canastas, macetas, jarrones, cruces y arcos.

La elaboración de la cera es con un proceso natural, primero se blanquea y después se ralla para buscar la forma. Para Nicolás la cera es casi como una imagen en vivo porque cuando sale la procesión con la cera, la gente se descubre la cabeza y se santifica como la Santa Cerita.

Ixmiquilpan, cuenta con más de 35 mil habitantes y colinda al norte con los municipios de Zimapán, Nicolás Flores y Cardonal. Las festividades empiezan desde el 31 de julio hasta el 20 de septiembre y todos los días se realizan las procesiones en diferentes comunidades pero cada uno lleva su propio estilo de cera escamada.

El taller de Nicolás cubre la festividad más importante que se realiza el 7 de septiembre. El 14 de agosto el día de La Luminaria se apagan todas las luces y los habitantes prenden fuego alrededor de la iglesia para llevar a cabo la celebración.

Los festejos son casi idénticos como cuando los indígenas recibían la imagen de Cristo. La cera escamada tiene representación de los cuatro puntos cardinales; el camino de Dios y el camino del hombre. Los colores que llevan los rige los siete arcángeles como el azul, amarillo naranja, blanco; verde violeta y rosa.

El escamado de tres armazones significa de Dios padre, Dios hijo y Dios espíritu santo. Las escamadas en cada lado representan a Moisés y Elías como los testigos que prueban la existencia de la resurrección, contó Nicolás Hernández.

Por