Foto: Tony Rivera/CiudadanosMx

Por Leticia Villaseñor

Cuernavaca, Mor., 6 de marzo.- Las anomalías del Paso Exprés, que cobró la vida de dos hombres en julio del año pasado con el socavón, y por innumerables accidentes, serán responsabilidad de Caminos y Puentes Federales (Capufe) una vez que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) entregue la obra.

Al Paso Exprés, antes, durante y posterior a su construcción, se le han hecho 163 observaciones que la dependencia federal no ha subsanado, recordó el presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción en Morelos, Miguel Ángel Rojas Esquivel.

A pesar de esas observaciones hechas por especialistas, como el Colegio de Ingenieros, y las protestas de los usuarios y vecinos cuyas propiedades fueron destruidas o quedaron prácticamente a centímetros del paso de los vehículos, la SCT no ha subsanado las fallas, a más de dos años del proyecto y a uno de que la vía fue inaugurada en abril pasado por el Presidente Enrique Peña Nieto.

La rehabilitación de la carpeta, la colocación de señalamientos horizontal y vertical, mejorar las condiciones de las salidas y entradas, la rehabilitación de las calles aledañas y las viviendas afectadas por la ampliación a 10 carriles son parte de las anomalías que podrá heredar Capufe cuando se le entregue la vialidad para su operación y mantenimiento.

“Si recibe el Paso Exprés en las condiciones que está, deberá hacerse responsable pero lo más preocupante es que siga operando sin que las fallas sean resueltas”, observó Rojas Esquivel.

Por