Entregan comuneros zona arqueológica de Xochicalco‏

Por Leticia Villaseñor|ciudadanos.mx

Cuernavaca, Mor., 08 de abr.- Los comuneros de Tetlama y Miacatlán que mantenían tomada la zona arqueológica de Xochicalco liberaron el lugar la tarde del martes.

Luego de la reunión que sostuvieron con el secretario de Gobierno, Matías Quiroz Medina y personal del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), acordaron que el sitio turistico, que permaneció tomado 18 días, desde el pasado 21 de marzo, sería reabierto bajo la promesa de que el próximo 16 de abril se reanudarían las mesas de diálogo para que el gobierno federal pague la indemnización que exigen 5 mil comuneros.

El conflicto se originó desde hace varias décadas atrás, en 1994, cuando la zona que comprende más de 700 hectáreas, quedó bajo el resguardo del INHA sin que los campesinos recibieran pago alguno por la expropiación de sus tierras.

El pasado lunes, los inconformes anunciaron que este miércoles tomarían las instalaciones de la delegación federal en respuesta al boletín de prensa que emitió el gobierno del estado donde aseguró había dado atención y estaba en diálogo con comuneros, afirmación que echaron por tierra.

«Nos informaron que todo el personal del INAH estaba de vacaciones y hasta el próximo lunes regresarían a laborar, sin embargo, luego del anuncio de que tomaríamos las instalaciones ‘mágicamente’ aparecieron, nos contactaron y sostuvimos la reunión con Matías Quiroz y el instituto», reveló el vocero de los comuneros, Eduardo Mondragón.

Explicó que «de buena fe confiamos en las autoridades, si no cumplen, como suelen hacer, entonces seguiremos con la toma del lugar, de la autopista del Sol y de la delegación del INAH Morelos, a pesar de que sabemos que nos topamos con la autoridad federal». El campesino es gente de bien, prosiguió, a nosotros nos interesa llegar a un acuerdo antes que cualquier enfrentamiento.

Este es el segundo año consecutivo que cierran Xochicalco durante la temporada de mayor afluencia, como es el equinoccio de primavera, lo que significó una pérdida de por lo menos 200 mil pesos diarios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.