De la Redacción

 

Cuernavaca, Mor.. 3 de marzo.- Mencionó que su anterior vivienda, con aproximadamente 45 años de antigüedad, y dos terremotos fuertes, en 1979 y 1985, no resistió el del 19 de septiembre del año pasado, y su casa de adobe se derrumbó.

 

Las construcciones son supervisadas por ingenieros y arquitectos, son casas funcionales y antisísmicas, costeadas en 120 mil pesos; “tras el temblor no hemos parado de trabajar con las fundaciones para garantizar a los damnificados la atención que demandan”, reiteró Beltrán Toto.

 

“Consideramos que en el primer semestre del año estaremos concluyendo los trabajos, el compromiso es poner de pie 93 hogares en Ocuituco y aproximadamente mil 500 viviendas en todo el estado que fueron registradas en el censo estatal, ya que el objetivo de Unidos por Morelos es apoyar a las familias que perdieron su patrimonio y que no fueron reconocidas por el FONDEN”, finalizó el coordinador.

Por