Es de 263 millones la deuda de Sapac a CFE. “Es impagable”: Urióstegui Salgado

Cuernavaca, Mor., 29 de julio.- José Luis Urióstegui Salgado, alcalde electo de Cuernavaca afirmó que la deuda que mantiene el Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de Cuernavaca (Sapac) con la Comisión Federal de Electricidad es impagable porque asciende a 263 millones de pesos.

Dijo que hay voluntad de la CFE para alcanzar un convenio de pago con la administración municipal entrante, siempre y cuando exista el compromiso del ayuntamiento de realizar los pagos y no incurrir en omisiones de pago como se ha hecho en anteriores gobiernos.

Urióstegui Salgado entrará en funciones el próximo 1 de enero del 2021 y señaló que no se puede cubrir el monto total de la deuda, porque los ingresos del organismo descentralizado son muy bajos, no alcanzan para cubrir los gastos de operación y menos para pagar por el consumo de energía eléctrica.

También denunció que detrás la crisis económica del Sapac hay un tema de corrupción, por un lado, están las tomas clandestinas que instalan y cobran los trabajadores, así como las pipas de agua que deben reportar un vale por 300 pesos pero solo ingresan un vale por diez pipas mismas que cobran los propios trabajadores del Sapac.

Lo anterior tras la reunión que sostuvo la tarde de ayer junto con el alcalde Antonio Villalobos Adán y autoridades de la CFE para encontrar una solución al adeudo del Sapac con la paraestatal.

El 24 de julio de 2019 el presidente municipal de Cuernavaca, Antonio Villalobos Adán, afirmó que la deuda que la comuna arrastra con la CFE era por 147 millones de pesos, aproximadamente, entre el consumo de energía del Ayuntamiento y el Sapac.

En esa fecha Villalobos Adán sostuvo que son unos 147 millones de pesos pero el Ayuntamiento sólo debía en ese entonces unos 27 millones de pesos y la mayor morosidad era del Sistema de Agua Potable con 120 millones de pesos, lo que provocó algunos cortes de energía eléctrica en bombas de agua potable durante la anterior gestión.

Por la falta de pago del ayuntamiento de Cuernavaca a la CFE, en meses anteriores se registraron varios bloqueos y cierres de vialidades por parte de vecinos de la zona norte de la ciudad para exigir el servicio de agua potable.