Por JUSTINO MIRANDA

CUERNAVACA, MOR. 16 de Abril.-  Primero fue el dirigente estatal del PRI, Rodolfo Becerril Straffon, quien denunció ante la Fiscalía General del estado a uno de sus candidatos a presidente municipal y a un aspirante a primer regidor por los delitos de falsificación y uso indebido de documentos.

Becerril acusó a ambos de falsificar su firma y sustituir documentación oficial para incorporar el nombre de un aspirante objetado por el Comité Directivo Estatal del PRI.

Cinco días después el militante priísta, aspirante a alcalde, Alberto Sánchez Ortega, acusado por su líder, reviró la denuncia, pero lo hizo en la delegación de la Procuraduría General de la República (PGR) y por el delito de extorsión. Acusó que su dirigente le pidió un millón de pesos por mantenerlo como candidato a presidente municipal.

La disputa política-legal comenzó el pasado 2 de abril cuando Becerril Straffon acudió a la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade) de Morelos para denunciar a su candidato a edil por el municipio de Xochitepec, Alberto Sánchez Ortega, y al aspirante a primer regidor, Ramón Ocampo, porque presuntamente falsificaron su firma y con documentos, supuestamente apócrifos, sustituyeron al candidato a regidor Roberto Flores Zúñiga y colocaron a Ramón Ocampo.

Con ese acto ilícito, acusó Becerril Straffon, se modificó la planilla y la registraron ante el Instituto Morelense de Procesos Electorales y Participación Ciudadana (IMPEPAC).

La dirigencia estatal del PRI confirmó que tras revisar los registros de sus candidatos observaron que fue sustituido el candidato a primer regidor.

La denuncia quedó registrada con el número de carpeta SC01/2913/2015 por los delitos de falsificación de documentos y uso indebido de documentos oficiales.

Un millón de pesos

Cinco días después el candidato a presidente municipal en Xochitepec, actualmente gobernado por el Partido de la Revolución Democrática (PRD), acudió al Ministerio Público federal y denunció a Becerril Straffon por los delitos de extorsión y amenazas.

En su denuncia contenida en el acta circunstanciada con el número AC/PGR/MOR/CV/092/III/2015 cita que el 30 de marzo, luego de quedar firme el registro de la planilla para contender en el próximo mes de junio , todos los candidatos a presidentes municipales fueron convocados a una reunión en un restaurante del centro de Cuernavaca.

Ahí, presuntamente, fue separado por el líder estatal del PRI para decirle que estaba en riesgo su candidatura y que desconocería algunas firmas de su registro, pero, de acuerdo con la declaración del abanderado, podría mantener el registro de la planilla a cambio de realizar la entrega de un millón de pesos.

Sánchez Ortega comentó que luego de negarse a entregar la cantidad solicitada el dirigente estatal del Revolucionario Institucional lo amagó con quitarle la candidatura y denunciarlo ante la Fiscalía General de la entidad. Por ese motivo, solicitó a las autoridades federales investigar su denuncia.

Al respecto, el dirigente estatal del PRI respondió que “se quiere mediatizar un asunto de carácter penal, y al parecer cometen otro error porque incurren en calumnia, y llegado el momento también procederé. La dirigencia del PRI estará siempre del lado de la legalidad”.

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El tiempo se ha agotado, debes dar refresh para cargar de nuevo