Por Diana Valderrábano

Cuernavaca , Mor., 12 de noviembre.- Un grupo de maestros y padres de familia de la Secundaria 2 de Alta Vista “Francisco González Bocanegra”, ubicada en el municipio de Cuernavaca  acudieron al Instituto de Educación Básica del Estado de Morelos (Iebem), para solicitar la reinstalación de los directivos porque argumentan que las clases son irregulares y no hay control del plantel educativo.

Los padres de familia mostraron su preocupación porque desde el 30 de octubre pasado, un grupo de 32 maestros tomaron las instalaciones como medida de presión para remover a cinco directivos entre ellos los dos subdirectores, dos coordinadores del turno matutino y vespertino y al director de la escuela secundaria.

A partir del 3 de noviembre, los maestros inconformes y padres de familia afines a ellos le impidieron el paso.

Frente a esta situación, el director de Educación Secundaria del Iebem, Aurelio Merino, habló hoy con el otro grupo de padres de familia y maestros  a quienes les preocupa la educación de los alumnos y acordaron conformar una mesa de diálogo con los tutores y otra con los maestros quienes solicitaron que la autoridad educativa ponga orden en la secundaria.

“Nosotros conocemos a los maestros que se están quejando, es un grupo de 32 de 89 maestros que somos en total de los turnos matutino y vespertino, por lo menos desde hace más de 10 años han practicado estas actividades de disidencia porque no les gusta trabajar, llegan tarde a sus clases o de plano no asisten y bajo amenazas han removido a varios directivos y buscan beneficios propios”, denunciaron los maestros quienes omitieron su nombre para evitar represalias.

El 5 de noviembre, Arturo Gándara Vázquez, jefe de Departamento de Secundarias, les pidió a través de un oficio a los cinco directivos mantenerse a distancia de la institución mientras se llevaba a cabo la investigación administrativa, financiera y de infraestructura en la escuela.

“Vamos a instalar mesa de diálogo con ustedes, pero les pedimos que no cierren la escuela y no interrumpan  las clases. Por un lado se trabajará con los padres y por otro con los maestros las cuestiones administrativas, con el fin de aclarar la situación y solucionar el conflicto entre las partes”, dijo Merino.

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El tiempo se ha agotado, debes dar refresh para cargar de nuevo