Por HOLA DOCTOR

Otros animales que se infectan, como camarones de agua dulce, cangrejos de tierra, ranas y planarias del género Platydemus, son hospedadores de transporte y no son necesarios para la reproducción del parásito, pero pueden transmitir las infecciones a las personas que consumen crudos o poco cocidos a estos animales. 

Los humanos son anfitriones accidentales y no transmiten infecciones a otros. La mayoría de los casos de infección se diagnostican en el sudeste de Asia y la cuenca del Pacífico, pero el parásito también se ha encontrado en Australia, algunas áreas de África, el Caribe, Hawái y Louisiana, en EE.UU., según informan los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC).

Los factores de riesgo de infección por A. cantonensis incluyen la ingestión de caracoles o babosas infectados crudos o poco cocidos; o trozos de caracoles y babosas en los vegetales, jugos de vegetales o ensaladas; o alimentos contaminados por la baba de caracoles o babosas infectados. 

Además, la contaminación de las manos durante la preparación de caracoles o babosas infectadas sin cocinar, podría conducir a la ingestión del parásito, informan los CDC.

Por